Silvia Núñez.9 noviembre
El Discípulo aseguró que la noche que le tocó pasar en la celda de la Fiscalía fue la más fría y dura de todas y que será algo que nunca olvidará. Archivo
El Discípulo aseguró que la noche que le tocó pasar en la celda de la Fiscalía fue la más fría y dura de todas y que será algo que nunca olvidará. Archivo

El gran amigo de la cantante Melissa Mora, Mario Díaz y conocido en el medio artístico como “el Discípulo”, se salvó de ir al tabo, ya que salió bien librado de un juicio en su contra en el que se le acusaba de robo agravado.

El pasado martes el Tribunal Penal de Pavas lo declaró inocente de un robo cometido a un minisúper en el que lo embarraron y cuyo peso venía cargando desde el 3 de diciembre del 2010.

El cantante contó que tanto su familia como sus amigos más cercanos, incluida la modelo ramonense, que ha sido una de sus grandes confidentes, nunca desconfiaron de él y más bien lo apoyaron en todo momento.

“Por fin se acabo ese calvario. ¡Es horrible! Todo esto ha sido una situación muy difícil, estar revisando el correo electrónico a ver si llega alguna notificación, el estar molestando al abogado (Yashin Castrillo) para saber si le han dicho algo, pasar con esa inquietud y ese estrés por casi ocho años no fue nada bonito, más sabiendo que uno es inocente. Yo lo único que andaba haciendo es trabajando como cualquier otra persona que quiere ganarse el sustento de manera honesta”, dijo el artista luego de conocer el fallo de los jueces.

“El Discípulo” dijo que el día en que todo ocurrió para él fue como estar en el momento y en el lugar menos indicado, aunque reconoció que jamás pensó que terminaría viviendo un calvario judicial durante tantos años.

Melissa y El Discípulo se hicieron muy amigos desde que grabaron juntos
Melissa y El Discípulo se hicieron muy amigos desde que grabaron juntos "Se fue cupido". Tomada de Facebook

El día de los hechos, Mario breteaba como porteador y andaba por el sector de Sabana oeste. Él recuerda que se detuvo para ver si una embarazada necesitaba sus servicios, pero en ese momento se le subieron tres hombres quienes le pidieron un viaje hasta Guadalupe. En el camino se topó con un retén policial y lo detuvieron. La policía le dijo que los sujetos realizaron un asalto y que él figuraba como cómplice.

“Lo más difícil de todo fueron los 45 minutos que tuve que esperar antes de que el Tribunal dictara la sentencia (hicieron una pausa en el juicio), se me hicieron eternos. Yo le hablé a los jueces antes y les dije que yo era el más interesado en que todo esto se acabara porque fueron nueve años de espera, de ir a reconocimientos, de que el juicio se suspendiera una y otra vez. También les dije que yo era inocente y que solo estuve en el lugar y hora equivocada porque yo a ellos no los conocía (a los otros imputados)”, recordó.

“Los que me conocen de verdad saben que soy una persona humilde, trabajadora y que no soy de hacerle daño ni robarle nada a nadie. Siempre trabajo honradamente todos los días”, El Discípulo.
“Melissa rezó mucho por mí”

El artista confesó que Melissa siempre estuvo apoyándolo desde que le contó lo ocurrido. Mora intentó acompañarlo en el juicio, pero al final no pudo llegar porque tenía que llevar a su hija al kínder.

Para él, tanto las oraciones de Melissa como las de su madre fueron de gran ayuda en estos momentos tan difíciles, porque le sirvieron para tener mucha calma en el momento en el que tuvo que ver frente a frente a los otros hombres implicados en el caso.

“Siempre confié en Dios y tuve mucha fe, oré bastante. Hubo muchas personas que oraron por mí para que todo saliera bien, Meli fue una que me dijo que oraba mucho por mí. Pese a todo lo que viví, no les guardo rencor a ninguno de ellos (a los supuestos asaltantes), me siento muy tranquilo con que todo se haya aclarado”, dijo.

Al final los jueces también dejaron en libertad a los otros tres imputados al no encontrar pruebas suficientes para incriminarlos en el caso.

El año pasado El Discípulo y El Máster tuvieron ciertas diferencias entre ellos por culpa de Melissa, por grabar primero una canción con uno y no con el otro. Archivo
El año pasado El Discípulo y El Máster tuvieron ciertas diferencias entre ellos por culpa de Melissa, por grabar primero una canción con uno y no con el otro. Archivo
Retomará su carrera musical

El cantante dice que durante todo este tiempo la más perjudicada fue su carrera musical porque cada vez que tenía una entrada de dinero prefería pagarle a su abogado para que lo sacara de todo este enredo en vez de gastárselo en producir una nueva canción.

Por eso ahora que ya logró limpiar su nombre de los expedientes judiciales se enfocará en sacar nuevos temas y en grabar un nuevo disco para seguir haciendo lo que tanto le gusta y darle a su público canciones con las cuales celebrar.

“Siento que me quité un peso de encima grandísimo, me siento en paz. Ahora quiero seguir enfocado en la música porque durante estos años tuve que dejar de lado muchas metas y proyectos musicales para poder recoger plata y pagarle al abogado. Ahora me toca seguir echando para adelante y retomar mi carrera”, mencionó.