Farándula

“Antes de morir, mi papá me dijo que en realidad no era mi padre”

Rafael Ramos, sicólogo

“Mi papá murió hace poco y mi mamá falleció hace varios años, poco antes él habló conmigo y me dijo que en realidad no era mi padre. Que hace muchísimos años mi mamá estuvo con otra persona y que él la perdono y decidió adoptarme. Fue un padre muy amoroso y esto nadie lo sabía, ni mi hermana menor. Mi mamá nunca me dijo nada, mi papá me dijo que yo tenía derecho a saberlo y ya no está. No tengo ni la menor idea quién es la otra persona y esto me dejó muy desubicada emocionalmente”.

1. Este tipo de situaciones tienen todo el peso suficiente para desorganizarnos a nivel emocional, porque surgen decenas de preguntas y se crean decenas de imágenes en nuestra cabeza, que van y vienen respecto a esta situación.

2. Primero, hay un dato de realidad y es que su madre y su padre le dieron un hogar, y como usted dice, su papá fue una persona amorosa y creo que a nivel afectivo tuvo una experiencia emocional completa, sin cabos sueltos y esto tiene que pesar mucho en el proceso de análisis respecto a su situación.

3. Ahora, el porqué su mamá no lo habló, qué pasó entre ellos, qué llevó a su mamá a esta situación, cómo reaccionó su papá, qué operaba en el corazón de ellos y en su cabeza... en fin, hay mil cosas ahí dando vueltas. Frente a noticias como estas, muchas veces se requiere apoyo profesional a nivel terapéutico para poder reacomodar las fichas en el ajedrez de la vida, pues no es sencillo asimilarlo.

4. Uno de los grandes ejes acá es que esto fue un secreto de sus papás durante toda la vida, ya ellos no están y usted no sabe quién es la otra persona, pareciera ser que esa respuesta no se va a encontrar, ellos decidieron manejar la situación de esta forma. Entonces viene la tarea o el reto de darle un nuevo significado a la historia y darse cuenta de que esta es su realidad, que su familia fue una historia cargada de amor, sus padres hicieron lo mejor, según sus circunstancias, le dieron todo por amor a usted. Esto toma tiempo digerirlo, pero quizá él tenía la necesidad de comentarlo. Usted tiene su vida, su historia, su memoria, sus recuerdos, todo lo que está ahí. Ahora hay que digerir esto poco a poco con paciencia y prudencia, y si es del caso, buscar ayuda.