Erick Quirós.29 junio
El diputado y el actor se verían bastante chistosos. Montaje: Francela Zamora.
El diputado y el actor se verían bastante chistosos. Montaje: Francela Zamora.

Con una apuesta chiquitita, pero matona, el actor y locutor de radio Boris Sosa embarcó al diputado y exalcalde de Alajuela Roberto Thompson.

Resulta que ambos se comprometieron en Twitter a tomarse una foto con la camiseta del otro.

Boris, quien es un morado de hueso colorado, podría celebrar este lunes si su equipo logra mantener la ventaja que obtuvo el pasado miércoles en el estadio Morera Soto de 2 a 0.

Pero si la suerte corriera del lado del diputado rojinegro, habría que esperar dos partidos más, ya que se alargaría la serie a una Gran Final.

Lo más vacilón del asunto es que aparte de ponerse la chema del archirrival, cada uno tendría que sufrir de más, pues la diferencia de tamaño entre ambos es evidente.

Sosa mide apenas 1,66 metros, mientras que Thompson es tamaño mamulón, ya que tiene una estatura de 1,90 metros por lo que la prenda de Boris le quedaría como minichema, si es que puede ponérsela. Además Boris se metería en camisa de once varas si le llega a poner la chema del dipu.

Cabe aclarar que el acuerdo se dio antes de la primera mejenga y ahora el diputado les ruega a todos los santos porque va cuesta arriba y lleva todas las de perder.

Los dos fiebres del fútbol hablaron con La Teja y nos contaron cómo viven la apuesta y la final nacional.

Boris lleva las de ganar pero espera que no se confíen los dirigidos por Paté. Cortesía.
Boris lleva las de ganar pero espera que no se confíen los dirigidos por Paté. Cortesía.
Con ventaja.

Boris cuenta que se le ocurrió apostar con don Roberto al ver que el político es manudo de hueso colorado y además, muy activo en redes sociales.

“Yo sigo a varias figuras de la política y veo que él siempre tira cosas de Alajuela en Twitter, por eso quise ver qué tan manudo es, no quise comprometerlo con algo que le fuera a afectar en su apariencia física como raparse, pero pensé que sería vacilón hacer algo, sabiendo que él es muy alto y yo muy enano.

“Entonces le aposté una fotografía con la camisa del otro, pero con la talla que corresponde, en mi caso yo compré talla 14, de niño porque la S me quedó grande y él tiene talla XL”, contó.

Se sorprendió que el político accediera, ya que nunca antes habían interactuado.

“Para mi sorpresa respondió, porque no lo conocía, lo tomó con mucho humor y aceptó la apuesta y para mi felicidad ya tiene como media camisa puesta porque está muy difícil para ellos. El partido hay que jugarlo, pero está complicado que le vayan a ganar a Saprissa”, dijo.

El actor dice que si bien es un torneo atípico por no poder ir al estadio o salir a celebrar, igual lo disfrutará.

“Eso es lo raro de este campeonato, que hay que disfrutarlo en la casa, ya sea mandando memes o audios de WhatsApp, pero bien guardados, igual se goza y se siente mucho, eso no ha cambiado.

“Yo veo que la Liga tiene como la versión manuda del muñeco porque venían bien, hasta mejor que Saprissa. Creo que el empate 2 a 2 les afectó para lo que venía y ahora con el primer partido Paté los sorprendió mucho”, agregó.

Para hacer cumplir la apuesta, tendrán que ver cómo se las ingenian en media pandemia.

“Por temas del coronavirus tiene que ser algo rápido, puedo mandarle la camisa o ir y tomarle la foto y ya, pero no creo que haya problema en que se cumpla”, comentó Sosa.

Roberto Thompson no pierde la fe en su equipo. Cortesía.
Roberto Thompson no pierde la fe en su equipo. Cortesía.
Con fe.

Por su parte, el diputado espera que se cumpla eso que se habla en el medio futbolístico, de que últimamente Alajuelense juega mejor en el Ricardo Saprissa.

“Nos llevamos un balde de agua fría el miércoles, la apuesta fue antes y él me la planteó para el partido, pero yo se la extendí para el campeonato y por eso todavía tengo la esperanza de no tener que ponerme la camisa de Saprissa porque además es talla 14 y desde ahora estoy pensando cómo hacer para no verme como un embutido en esa camisa.

“Yo le dije que soy XL, pero él solo tiene esa talla, en todo caso eso es parte de la emoción que tienen estos partidos y me parece que en medio de la angustia que sufrimos todos, el fútbol ayuda a sobrellevar la situación y no está mal ponerle un poquito de humor y emoción para salirnos de la rutina”, añadió.

Para el político es momento de dejar atrás los fantasmas y los miedos que dicen que tienen los manudos con el famoso 29.

“Jugamos el 29, que para nosotros los liguistas es un número que nos sigue persiguiendo. Es un fantasma que nos ha costado dejar y qué mejor momento que este para hacerlo. Siento que tenemos capacidad de hacer un gran partido allá, hay un poco de ventaja de no tener público y eso quita presión, pero va a ser muy difícil, la ilusión no se va a ir hasta que ya no haya posibilidades”, comentó Thompson.