Erick Quirós.5 febrero
Los bailes son permitidos, pero solo entre dos personas y con distanciamiento con los demás. Mario Zaldívar
Los bailes son permitidos, pero solo entre dos personas y con distanciamiento con los demás. Mario Zaldívar

Los artistas nacionales por fin ven una luz al final del túnel, ya que el Ministerio de Cultura y Juventud actualizó el protocolo para la reactivación de la música en vivo y con público.

Es decir, después de casi un año sin poder tocar en bares, restaurantes y otros locales, ya podrán hacerlo, siguiendo las respectivas medidas para evitar la propagación del coronavirus.

El documento dice: “Se logra la apertura de la actividad musical en espacios exteriores al aire libre, a la intemperie o techadas sin paredes, tales como plazas, parques, canchas deportivas, calles, patios, parqueos, zonas verdes, terrazas, gimnasios, salones comunales, por ejemplo, que reúnan las condiciones para evitar un evento masivo. En espacios cerrados que no dependan exclusivamente de aire acondicionado para su ventilación”.

Los espacios deberán tener el permiso sanitario vigente, acomodar los asientos para respetar el distanciamiento y respetar el aforo.

Además, tendrán que tener una demarcación clara para que se mantenga la distancia entre los músicos y el público.

Cuando se trata de espacios cerrados, dieron algunas opciones para que haya distanciamiento entre intérpretes y público: mediante barreras físicas, a través de una distancia mínima de 5 metros.

Los espectáculos deben tener una duración máxima de dos horas, con un tiempo intermedio de 20 a 60 minutos entre cada espectáculo, cuando se trate de varias presentaciones.

Quienes vayan a las presentaciones también deberán permanecer sentada durante la actividad artística y cultural, además deben utilizar mascarillas de forma obligatoria.

En espacios abiertos, el bailongo es permitido, pero se deberán respetar el distanciamiento (2 metros) entre burbujas. En espacios cerrados, se mantiene prohibido el baile.