El propietario del edificio ordenó quitarla

Por: Redacción  19 noviembre, 2019
La bandera se mantuvo varios días en el restaurante pero el dueño del edificio mandó quitarla. Archivo

Toda una controversia se generó en Fort Myers, ciudad de Florida, en Estados Unidos, ya que el propietario de un edificio ordenó quitar la bandera del orgullo gay de las afueras de un restaurante en ese lugar.

El símbolo fue quitado por el propietario del local para cumplir, según dijo, con la orden, pero aseguró que iniciará un proceso para defender legalmente su derecho a tener la bandera LGTBI en las afueras de su negocio, los siete días de la semana, según publicó el noticiero Telemundo 51.

Según el medio de televisión, la bandera estuvo ondeando por más de mes y medio en las afueras del restaurante, pero esto causó gran molestia en el propietario del edificio.

“Mi arrendador dijo que tenía que quitarla porque era un problema de seguridad y luego dijo que solo podía ponerla una o dos veces por semana durante nuestras actuaciones de Drag Queen”, dijo Christopher Blauvelt, encargado del local.

Para evitar más problemas, Blauvelt decidió quitar la bandera del frente de su negocio y colocarla solo cuando haya eventos de temática gay.

Algunas organizaciones se han pronunciado sobre este accionar del arrendatario, como la cámara de comercio LGTBI del suroeste de Florida, que no está de acuerdo con la petición.

El propietario del restaurante aseguró que los eventos de temática gay que se realizan ahí sirven para recaudar fondos, con los que han logrado reunir más de 40 mil dólares (unos ¢23 millones) que han sido destinados a organizaciones benéficas locales.

Blauvelt aseguró que elevará este caso hasta las autoridades de la ciudad de Fort Myers porque le parece un acto homofóbico.