.3 junio, 2019

Hay una particular tradición de la familia real británica que se repite desde el nacimiento de la reina Isabel y tiene que ver con el “cochecito real” para los bebés recién nacidos.

Por generaciones, la familia real compraba los de la marca Silver Cross. Pero esto está por cambiar. Nadie le va a decir a Meghan Markle qué coche usar para pasear a su hijo, Archie Harrison.

El bebito nació el 6 de mayo pasado.AFP
El bebito nació el 6 de mayo pasado.AFP

Según trascendió, la duquesa de Sussex y flamante madre, eligió un coche de la marca Bugaboo para trasladar a su pequeño.

El estilo que usa la duquesa es el Fox. Este carro tiene un valor de casi $ 1.500 (unos ¢900 mil), pero puede ser más caro dependiendo de los extras que le pongan o del color y estampado que elijan.

Una fuente reveló que la feliz mamá primeriza ya le está sacando el jugo, paseando al pequeño Archie alrededor del Castillo Windsor, situado en Berkshire, en los terrenos de la familia real.

El coche es muy práctico y todoterreno, pueden llevarlo incluso en la playa o en la nieve. Foto: Bugaboo
El coche es muy práctico y todoterreno, pueden llevarlo incluso en la playa o en la nieve. Foto: Bugaboo

“Megan esta amando ser madre. Se ve radiante y está disfrutando mucho de estas primeras semanas de maternidad con su recién nacido”, le comentaron al diario The Mirror de Inglaterra.

Los duques de Sussex no decidieron contratar personal para la crianza de su hijo, aunque habían circulado rumores de que buscaban niñera real, finalmente la responsabilidad cayó en ellos mismos y en familiares cercanos, como la propia madre de Meghan, Doria.