Redacción .1 septiembre

El modelo y bailarín Bryan Ganoza sigue disfrutando de sus días de descanso junto a su familia y amigos en Tiquicia.

El pasado jueves fue a la soda que su mamá, doña Sandra Arce, tiene en el centro de Moravia, para ayudarla a atender un poco a la clientela, pero al final lo que causó fue un caos pues muchas de las clientas querían una foto con él.

Desde niñas hasta más de una señora se emocionaron de verlo en el localito vendiendo empanadas, tacos y demás comidas rápida.

De seguro doña Sandra vendió todo ese día.

Lástimas que el musculoso no ha querido conversar con La Teja para ver cómo va su vida de padre y sobre sus nuevos proyectos como cantante, porque fijo le lloverían más seguidoras.