Redacción .9 septiembre

Camilo Sesto cantó en sus canciones sobre el amor, pero él nunca logró encontrarlo.

Camilo murió por problemas en los riñones. Foto: Archivo Agencia EL UNIVERSAL/EVZ
Camilo murió por problemas en los riñones. Foto: Archivo Agencia EL UNIVERSAL/EVZ

Muchos fueron los nombres que se relacionaron con Camilo Sesto, pero él siempre evitó hablar de ello pese a que en los años 70 y 80, cuando estaba en la cima de su éxito, era habitual que los famosos compartieran su vida personal con los fans.

Personas de su círculo íntimo achacan a su gran timidez el blindaje que estableció sobre su intimidad. Solo hizo una excepción con su hijo, Camilo, nacido de la relación que tuvo con Lourdes Onerlas, una de sus seguidoras. El joven, que ahora tiene 36 años y que vive en México, el país de su madre, es el gran heredero del legado de su padre.

En la hora del adiós, al gran cantante fallecido el pasado domingo, le están saliendo algunos de los asuntos de esa vida que él mantuvo con mucha discreción.

Andrea Bronston, hija del gran productor de cine de Hollywood, Samuel Bronston, confirmó en Telemadrid lo que siempre calló.

“Tuve una relación personal con Camilo. Y no voy a decir nada más. El resto me lo quedo para mí”.

Lo que sí contó Bronston es que conoció al cantante por Miguel Bosé.

Fans le dan el último adiós desde lamañana de este lunes al cantante Camilo Sesto. (AP Photo/Bernat Armangue)
Fans le dan el último adiós desde lamañana de este lunes al cantante Camilo Sesto. (AP Photo/Bernat Armangue)

Los Bosé fueron importantes en la vida de Camilo Sesto. Revistas de los años 70 relacionaban al cantante con Lucía Bosé. Ninguno de los dos confirmó ni desmintió nada.

Tras Lucía Bosé llegaron Rosetta Arbex, hermana del líder de Los Brincos, Fernando, a quien Camilo le dedicó la canción “Ay, ay, Rosetta”; la modelo norteamericana Denise Brown; la miss Puerto Rico Lizette Rodríguez y la actriz y modelo británica Alexandra Montenegro.

Camilo Sesto tenía fama de mentiroso compulsivo y cultivó el misterio alrededor de su vida. Sus últimos años los pasó retirado en su casa de Torrelodones, Madrid, una gran mansión rodeada de mucha naturaleza.

Cambió de ser humilde a jugar de divo

El 6 de noviembre de 1975, en el teatro Alcalá Palace de Madrid, se estrenó la obra Jesucristo Superstar, con Camilo como productor y protagonista.

A través de su cuenta oficial de Twitter, se dio a conocer la partida del intérprete de
A través de su cuenta oficial de Twitter, se dio a conocer la partida del intérprete de "El amor de mi vida". Foto: Archivo Agencia EL UNIVERSAL/EVZ

La dirigía Jaime Azpilicueta, que recuerda al artista como un profesional entregado, humilde y sensato, nada que ver con la imagen de divo que transmitió en los últimos años. El productor trató de explicar por qué Camilo cambió con los años.

“Cuando alguien se ve ya sin oído ni voz, cuando el físico falla y mentalmente ya no se es tan brillante, hay que saber decir adiós. Algunos supieron retirarse en plenitud, como hicieron muy bien Marisol o Greta Garbo. Hay que tener muchas narices, por no decir otra cosa, para asumir eso. Al contrario, Camilo, al ver mermadas sus facultades, intentó disimularlo vanagloriándose de sí mismo. Pero ese no era el Camilo que yo conocí. El que yo conocí era humilde, introvertido y sensato”, expresó.

Además, Jaime dijo que creía que el intérprete no tenía amigos.

“Estaba muy encerrado en sí mismo, no se abría a los demás. Fíjate que durante veinte años hemos vivido prácticamente uno frente al otro en Torrelodones, con una carretera en medio que separa nuestras casas, y después de Jesucristo Superstar nunca volví a la suya. Nunca me llamó para ir a comer, por ejemplo”, reveló.