Omar Esteban Tenorio.16 junio
Esteban Ramírez trae de herencia familiar por parte de sus abuelitos el brete de los restaurantes. Foto: Cortesía Esteban Ramírez.
Esteban Ramírez trae de herencia familiar por parte de sus abuelitos el brete de los restaurantes. Foto: Cortesía Esteban Ramírez.

Esteban Ramírez, vocalista del grupo nacional Percance, la está viendo fea por todo lado, primero porque no se pueden organizar conciertos y segundo porque tuvo que cerrar un negocito con apenas dos meses de haberlo inaugurado.

El músico compartió en su cuenta de Instagram un sentido mensaje en el que cuenta que le puso candado al Mercadito Arenal, un espacio de comidas en La Fortuna de San Carlos, una de las zonas en alerta naranja por el alto número de casos de coronavirus y que a este martes llegó a 196 contagiados.

La Teja conversó con el cantante para saber cuáles son sus planes ahora.

¿Hace cuánto empezó a pulsearla con ese negocito?

El Mercadito Arenal empezó el quince de enero cuando inauguramos y estuvo muy chiva porque venía la temporada alta arrancando y yo tengo varios amigos del medio, entonces estuvieron músicos como Pedro Capmany, Alonso Solís y músicos locales, entonces tuvimos bastante actividad al inicio.

El proyecto lo empecé a laborar desde febrero del año pasado, porque yo estudié arquitectura, entonces estuve a cargo del diseño, obra y trámites.

¿Solo o con algún socio?

Realmente yo alquilo locales y para mí ellos se vuelven socios. Yo soy el dueño del lugar (donde está el Mercadito), incluso dentro tengo un bar con un par de socios. Hay una pizzería, un lugar de tacos, de hamburguesas, para mí todos ellos son socios, porque el proyecto también depende de ellos, entonces en este caso al ser tantos inquilinos, aportamos ideas todos.

¿Por qué un restaurante?

Mi familia tuvo restaurantes durante veinte años en La Fortuna y yo he sabido lo que es estar con mis papás y encargarse de eso y otras cosas aquí, yo de salonero, mi hermana en la caja, todo eso. Yo crecí en eso. Yo desde chiquitico, a los 11 años, los acompañaba al restaurante.

¿Por qué en La Fortuna?

Mi mamá es de La Fortuna y toda mi familia es de allá, mis abuelitos, tíos, primos. Mi núcleo familiar más extenso está allá. Es una zona a la que he ido desde chiquitillo, casi que me considero que soy de ahí.

¿Cuánta platica ha dejado de percibir tras haber cerrado?

El Mercadito tenía dos meses, no estaba ni siquiera en etapa de rentabilidad, era un proceso de crecimiento que eso para mí ha sido como el reto más difícil. Mi otra parte económica es la música y está paralizada. Te puedo decir que del cien por ciento que recibía antes, ahora recibo cero.

¿Qué opina de la emergencia sanitaria en San Carlos?

Es complicado. Es un tema de país, de cultura, porque todo este tema de los inmigrantes creo que ha levantado muchísimo el número, porque si uno ve, va por esa línea, pero no deseo buscar culpables.

Prefiero pensar en que La Fortuna siempre ha sido un pueblo que sabe levantarse porque en 1968, cuando explotó el volcán, perdió todo, o sea, mi abuelito era de allá y perdió todo.

Cincuenta años después La Fortuna es uno de los lugares más bonitos de Costa Rica y hecho en su mayoría por nietos y sobrinos de esos señores que ya reconstruyeron el pueblo una vez, entonces lo veo por ese lado, lo que me hace pensar que la gente de allá tiene el carácter, la personalidad, fuerza y las ganas y en un corto plazo vamos a lograr remontar, pero no va a ser fácil.

“No puedo imaginar una familia que está en un lugar y aparte de estar muriéndose por la salud, no teniendo ni qué comer”. Esteban Ramírez, vocalista del grupo Percance

¿A qué cree que se debe tanto contagio?

Se vuelve un tema delicado. Porque lo que ha pasado con estas empresas empacadoras y demás, es como un debate amplio. Mucha gente tal vez contrata personas sin documentos, esas personas evidentemente no vienen al país a pasear, vienen buscando una necesidad.

No me puedo imaginar a una familia que aparte de estarse muriendo por la salud, no tienen ni qué comer. Me imagino que uno como padre de familia se desespera y busca soluciones.

¿Cómo la ha pulseado durante este tiempo de cuarentena?

Diay, con ahorros (risas) y he estado tratando de hablar con las financieras por trámites bancarios que tengo y estoy tratando de que me vayan postergando pagos. Esto es lo más difícil.

La banda “Percance”, inició su carrera musical en el año 2007, la agrupación cuenta con cinco discografías y cuatro premios ACAM. Foto: Archivo.
La banda “Percance”, inició su carrera musical en el año 2007, la agrupación cuenta con cinco discografías y cuatro premios ACAM. Foto: Archivo.

¿Cuándo fue su última presentación en público?

Nosotros estábamos en gira en México cuando esto nos agarró (la pandemia) y estábamos organizando, yo creo, el concierto más importante de nuestras vidas, era Percance en El Plaza Condesa (México) para el 27 de junio y nos tuvimos que devolver a Costa Rica. A nivel nacional la última vez que tocamos fue en Carrizal.

¿Extraña al público?

Sí, claro. Igual hemos tenido una actividad digital más fuerte que antes. Hacemos transmisiones o videos, mucha cosa que los involucra como para mantenernos cerca, pero obviamente nada se compara.

¿Qué sueños musicales le faltan cumplir como artista?

La internacionalización. Tenemos ocho años de hacer giras por distintos países, hemos hecho gira en Argentina, Colombia, México, pero siendo realista, el haber visitado un lugar no te hace un artista consolidado ni cerca a eso. Ese es el reto absoluto, el lograr ser internacionales.