Ileana Vargas.8 febrero

La cantante tica Mía Araujo está viviendo un verdadero carrusel de emociones.

La hermosa ojiverde tiene siete años de haberse sometido a un procedimiento médico para no tener más hijos, pero recibió la noticia de que está embarazada, pero ese embarazo no llegará a término.

Mía Araujo, cantante
Mía Araujo, cantante

A la artista le practicaron, en un hospital público, la ligadura de trompas, que consiste en cortar y amarrar las trompas de Falopio con el propósito de evitar la fecundación.

Esto es considerado como una forma permanente para evitar la concepción, sin embargo, aunque la posibilidad de quedar embarazada después de la ligadura de trompas es muy baja, la oportunidad existe.

Desafortunadamente, después del procedimiento, el riesgo de sufrir un embarazo ectópico aumenta.

Ese tipo de embarazo es el que se desarrolla fuera del útero, como por ejemplo en las trompas de Falopio.

Justamente es por esta razón que Araujo ingresó al hospital San Vicente de Paul, en Heredia, el miércoles 5 de febrero pasado, ya que su embarazo se está desarrollando en el ovario izquierdo.

La Teja conversó con Mía por teléfono, ya que está en el hospital.

-¿Sospechaba que estaba embarazada?

Tenía siete años de operada, jamás en la vida pensaba que estaba embarazada. La cirugía me la realizaron el mismo día que nació mi segundo hijo por cesárea.

-¿Cómo se entera que está embarazada?

Como todas las mujeres llevo un calendario de mi periodo y al revisarlo me di cuenta que tenía ocho días de atraso. Tenía días que me dolía el lado izquierdo del abdomen. Por vacilar le dije a mi esposo que comprara una prueba de embarazo casera. La compró, yo me la hice por hacerla, es más ni me fijé, seguí viendo tele, mi esposo fue el que se fijó y fue cuando vino y me dijo: “están las dos rayitas azules”.

1 de cada 200 mujeres operadas para no tener hijos podría quedar embarazada, según datos proporcionados por el doctor Mauro Fernández

-¿Qué hicieron en ese momento?

Me puse verde, amarilla, de todos colores y pensé que la prueba estaba mala, así que de una vez me fui a hacer una prueba de sangre en el laboratorio. Le conté a los del laboratorio lo que me pasaba y ellos me dijeron que era imposible que estuviera embarazada si estaba operada y cuando llegué por el resultado salieron todos los del laboratorio, ninguno creía que fuera cierto, todos estaban impresionados porque la prueba había salido positiva. Ahí llamé a mi ginecólogo y él me dijo que me fuera de una vez para el consultorio.

-¿Qué le dijo su médico?

-Me examinó y como si el shock en el que ya estaba no fuera suficiente, mi ginecólogo me informa que es un embarazo ectópico, que está alojado en el ovario izquierdo y que así el embarazo jamás podrá llegar a término y es cuando me vengo para el hospital de Heredia.

Mauro Fernández, ginecólogo.
Mauro Fernández, ginecólogo.

-¿Ahora qué sigue?

Los doctores me han hecho varios exámenes, tengo cinco semanas de embarazo, entonces como está pequeñito, están manejando varias posibilidades. Quieren ver si el cuerpo lo expulsa solo o si me ponen unas inyecciones para ayudar a que salga, pero todavía no se sabe nada porque siguen haciéndome exámenes. Los doctores lo que dicen es que se volvió a abrir donde me habían cauterizado y que pase un embarazo después de estar operada es muy muy extraño. Pero yo les cuento esto a las mujeres para que estén alerta y no se confíen.

-¿Por qué?

Dicen que es poco probable que pase un embarazo después de hacerse una ligadura, pero el mismo día que yo ingresé al hospital, había otra muchacha exactamente con lo mismo. Tenía cuatro años de operada, estaba alojado también en el lado izquierdo, solo que ella tenía ocho semanas y era más riesgoso porque estaba más avanzado.

-¿Anímicamente como ha manejado toda esta situación?

Los dos primeros días me sentía como que estaba en un sueño, estaba en shock, muy nerviosa, pero ahorita ya he asimilado todo un poco mejor, estoy bien, pero la verdad sigo impactada.

-¿Ahora tiene que volver a operarse?

No lo tengo claro, pero yo no quisiera porque padezco púrpura, una enfermedad que daña las plaquetas de la sangre y toda cirugía siempre tiene sus riesgos. Así que esperaría que no tenga que volver a cirugía y optar por otros medios de planificación, como tomar pastillas, prefiero eso mil veces más.

Para salir de las dudas
El reconocido doctor Mauro Fernández explicó que a nivel mundial casos como el de Mía son muy bajos. “Cuando pasan casos tan extraños como este, todas las mujeres se asustan y comienzan las dudas. Para salir de las dudas, existe el procedimiento histerosalpingografía, que es un examen por rayos X del útero y de las trompas de Falopio que permite verificar los resultados de la cirugía de ligadura”, explicó el conocido ginecólogo.
De mucho cuidado
El embarazo ectópico es muy riesgoso y no puede continuar hasta el nacimiento. Se tienen que extraer las células en desarrollo para salvar la vida de la madre. La probabilidad de un embarazo exitoso después de un embarazo ectópico es bastante bajo, es más probable que se presente otro embarazo ectópico.