Erick Quirós.1 noviembre, 2020

El cantante nacional Pablo Molina es conocido por muchos por su música y su voz, pero también porque es de los pocos hombres en el país que se pinta las uñas

Al mejor estilo de artistas como Marilyn Manson, hace unos años y Bad Bunny, en la actualidad, Molinna, su nombre artístico, busca romper estereotipos con ese detalle en sus manos y también con su música.

El joven, de 25 años y vecino de Tibás centro, lanzó hace pocos días su canción “Cualquiera”, junto con el productor Maul on the Mix, la cual es un reguetón bastante movido que cuenta la historia de un amor de esos que son comunes ahora, que se ven poco, ya que la relación es más que todo por mensajes o videollamadas.

Puede seguirlo en Instagram como: Molinnamusic

Además de cantar, Pablo es bajista, guitarrista y compositor de sus piezas y de otros artistas, por lo que siente que es una persona muy versátil.

Pablo siempre anda buscando darle color a su vida y a sus uñas. Cortesía.
Pablo siempre anda buscando darle color a su vida y a sus uñas. Cortesía.

–¿Es cierto qué estudia Filosofía? ¿Tiene relación con la música?

No, yo trato de separar ambas cosas, y estudio esto porque siempre he tenido la necesidad de aprender mucho y de todo, siempre he querido ser una especie de intelectual porque mi papá sabe muchas cosas y mi abuelo también, ambos son muy versados entonces cuando escuchaba sus conversaciones quedaba detrás del palo, así que esa necesidad por conocer la satisfice con la filosofía.

–¿Cómo empezó en la música?

Iba a clases de guitarra con Bernal Villegas y una vez le llevé una composición y me dijo que por qué no me lanzaba a cantar. Él me contacto con varia gente y me invitaron a un chivo y desde ahí me la empecé a creer, eso fue como en el 2016.

–En sus redes hay fotos donde sale con las uñas pintadas, ¿es algo que acostumbra?

Sí, es algo que siempre me ha gustado para romper estereotipos. Me acuerdo cuando estaba en el cole que decían que alguien con arete en la oreja era gay, entonces me puse uno. Además a mí el tema del color me gusta mucho.

–¿Va por el lado artístico entonces?

Sí, me gusta cuidar esos detalles, me acuerdo que la primera vez fue mi novia la que me las pintó, al principio los problemas fueron en mi familia porque no entendían, pero ahora voy y me las hago hasta de manera profesional.

–¿Le gusta que lo reconozcan por eso?

Me gusta que eso abra la mente, que digan: ‘mirá, este mae se pinta las uñas y tiene novia’ es un cortocircuito que se les hace.

–¿La gente y sus seguidores lo ven extraño?

Sí, yo creo que la mayoría de gente piensa que soy gay, pero en realidad es algo que no me afecta, supongo que el estereotipo es muy fuerte.

El cantante dice que la imagen es muy importante en un artista. Cortesía.
El cantante dice que la imagen es muy importante en un artista. Cortesía.

–¿Le molesta que piensen eso?

No, es un pregunta que me hacen diario, pero no, no pasa nada.

–Háblenos de su nueva canción...

Es un poco arriesgada porque yo no compito solo contra los artistas de aquí, sino también con los extranjeros y por eso hago esta propuesta innovadora, no es un reguetón normal, la idea es distinguirse de lo que hay. La letra habla de una relación a distancia, que se les complica mucho verse no porque no se quiera, sino porque hay situaciones que no dejan.

–¿Le ha pasado algo así?

Sí, claro, con una muchacha que vivía lejos y a la que me tocaba verla una vez al mes. Yo no ando viendo otras personas pero la otra no creía eso, es algo que me ha pasado en varias ocasiones entonces pude recopilar varias historias en la canción.

–¿Cree en el amor de lejos?

Sí, creo que sí se puede.

–¿Qué le hace falta hacer por culpa de la pandemia?

Me gusta mucho mejenguear, ha sido muy duro porque ya son más de seis meses sin poder hacerlo. A veces me pongo a pensar que aunque sea con mascarilla lo haría, porque hace mucha falta. También soy de hacer mucho ejercicio como correr y pesas, pero eso sí lo hago casi todos los días.

Rayado. Cuenta los días. Soñador.
Aparte de darle color a sus uñas, a Molinna le gusta hacerlo en el resto de su cuerpo, de momento tiene nueve tatuajes, aunque no descarta uno más. El artista espera que todo vaya volviendo a la normalidad para visitar México y España donde además de pasear, tiene varias colaboraciones que se podrían dar. El tibaseño dice que su gran sueño es vivir bien, estable económicamente y con el amor de su vida. De momento, tiene novia y le va tuanis.