Por: Erick Quirós.   24 julio
La banda siente la música al igual que los fans cortesia: Malpaís

En sus 20 años de historia el grupo Malpaís ha logrado llenar una inimaginable cantidad de lugares, ha lanzado ocho álbumes llenos de canciones que tocan el alma de sus fans.

También ha visto a uno de sus integrantes ser ministro de Cultura, además ha logrado mantener latente el recuerdo de Fidel Gamboa, quien murió en el 2011, y ha recibido un gran número de reconocimientos.

Aunque pareciera mentira en esta época, la única espinita que le queda a Malpaís en esta trayectoria tan rica es que nunca ha sacado un video oficial de alguna de sus canciones, que los identifique aún más con el público que ha sido tan fiel con ellos.

Razones son muchas, pero es claro que Malpaís se ha enfocado en que los sonidos y letras que emiten lleguen directo al corazón más que convertirse en estrellas o famositicos.

Los integrantes del grupo admiten que, si bien crear material audiovisual es importante, tampoco es que les desvele, saben que la calidad de la música que hacen va más allá de la ola tecnológica en que se vive.

La vibra que se siente en un concierto de Malpaís es buenisima. Fotografía: Jose Díaz

“Siento que hay rezago tecnológico de parte nuestra. Nosotros nos dimos a conocer con el famoso de ‘boca en boca’, la gente que pirateaba los discos y a la fecha no hemos recurrido a recursos como el video, lo positivo es que no nos ha hecho falta”, aseguró Iván Rodríguez, una de las voces del grupo.

Lo mismo piensa Obregón, quien agrega que esa sencillez es parte de la esencia del grupo.

“Es algo que no se ha dado, siempre hemos sido un grupo raro, tampoco es que andamos sonando mucho en la radio. Ni siquiera tenemos un video, sí grabamos cada concierto, pero ninguno se hace para alguna canción en específico”, dijo el exministro.

Otra de las metas por lograr al cumplir la segunda década de existencia es sonar un poco más afuera del país. Las puertas están abiertas y los fans lo esperan, solo les falta mandarse al agua.

"El reto es ser auténtico con lo que nos toca vivir, con la experiencia y las ganas que tenemos pueden salir cosas muy bonitas a partir de ahora.

La parte de la imagen es algo que siente deben pulir, fotografía Rafael Murillo

“Aspiramos a trascender a nivel internacional, hemos sido un fenómeno nacional, pero nos gustaría que también se amplíe a otros países, es una deuda, tenemos seguidores en otros países, pero sentimos que nos ha faltado dar ese paso”, aseguró don Manuel.

En familia

El próximo sábado la banda nacional celebrará su segunda década, con un concierto cargado de buena vibra y amigos, en el Anfiteatro Coca Cola - Parque Viva, a las 7 p. m.

Serán entre 28 a 30 piezas en conjunto con los invitados, son casi tres horas de pura música nacional y de calidad.

Los que han asistido a un concierto de Malpaís saben que la buena vibra que se vive es incomparable. Es como un karaoke, pero en este caso nadie hace malas caras ni abuchea si alguien desentona, pues todos van a lo mismo.

“Más que un público lo vemos como una familia, uno se reúne para compartir, para gozar, para recordar y cantar las canciones que nos gustan porque el público es parte del sonido”, dijeron los músicos.

La lista de piezas podría ser enorme, pero desde hace meses se enfocaron en depurar y que no falte ninguno de sus éxitos.

Ver más!

“Llevamos meses haciendo la lista de canciones que vamos a presentar, hemos hecho la prueba de preguntarle al público y terminamos como en 100 canciones. Ahora tomamos en cuenta las más escuchadas de Spotify.

"Pensamos también en los invitados porque hay que buscar algo que calce con cada uno, de 60 o 70 canciones ya vamos por 28”, comentó Iván.

Contarán con la participación de amigos como Bernardo Quesada, Éditus, Max Goldenberg, Son de Tikizia, Los Tenores y Gandhi, quienes son como de la casa e interpretarán éxitos del grupo.

“Estamos estrenando disco, que fue como un examen que estamos aprobando ya sin Fidel y eso nos alegra. Todo fluye, la vibra es similar y eso tiene nuestro público, son muy generosos, no tiene edades, ya algunos de los que empezaron tienen hijos y nietos y han transmitido ese sentimiento con el grupo”, señalaron.

Las entradas para este fiestón están a la venta en la página www.boleteria.co.cr y van desde los ¢16.500 hasta los ¢33 mil.

“Nos dicen que somos de los pocos grupos que pueden escuchar juntas todas las familias”, Manuel Obregón, músico.