Silvia Núñez.Hace 5 días
El salón tenía 50 años de funcionar en la segunda planta de esta esquina alajuelense, frente al mercado central. Cortesía
El salón tenía 50 años de funcionar en la segunda planta de esta esquina alajuelense, frente al mercado central. Cortesía

El famoso salón de baile Valentinos, ubicado frente al mercado central de Alajuela, cerró sus puertas luego de 50 años de funcionamiento.

Su dueño, Mario Bolaños, contó que el haber cerrado por causa de la pandemia lo afectó mucho y le era imposible seguirle haciendo frente al alquiler del local.

Luego de conversarlo con sus hijos, quienes desde hace cuatro años se encargaban de administrarlo, llegaron a la conclusión que lo mejor era entregar las llaves el próximo 30 de octubre.

Los últimos años el salón solo abría los domingos por la tarde. Facebook
Los últimos años el salón solo abría los domingos por la tarde. Facebook

“El edificio no es mío, yo tengo alquilada la segunda planta y el precio es muy alto (1.600.000 colones por mes) y aunque me estaban cobrando la mitad desde que inició la pandemia, igual es muy difícil. Además hay que seguir pagando patentes y ya llevo más de un millón de colones pagados a la Muni a pesar de que el negocio ha estado cerrado desde hace siete meses”, dijo.

Don Mario y su familia tenían 16 años administrando este salón donde la mayoría de público que recibían cada domingo eran adultos mayores y en el que se presentaban los mejores grupos y solistas del país.

Este era el último salón de baile que quedaba en el centro de la Ciudad de los Mangos.

Mario Bolaños y su señora (a la derecha) tenían 16 años de administrar el salón en el que se presentaban todos los artistas nacionales. Acá junto a su hijo Jhonny, quien estuvo al frente los últimos cuatro años. Facebook
Mario Bolaños y su señora (a la derecha) tenían 16 años de administrar el salón en el que se presentaban todos los artistas nacionales. Acá junto a su hijo Jhonny, quien estuvo al frente los últimos cuatro años. Facebook
Todo a la venta

Don Mario explicó que ya ellos no volverán a abrir ningún otro salón por más que pase la pandemia, por lo que están vendiendo todo el inmobiliario.

Se trata de 80 mesas y 320 sillas de madera, un par de pantallas planas y algunos equipos de cocina.

“Todo se vende barato porque no tengo espacio para guardar nada de eso”, mencionó.

Los bailongos siempre se ponían muy buenos pero desde hace siete meses tuvieron que cerrar por la pandemia. Facebook
Los bailongos siempre se ponían muy buenos pero desde hace siete meses tuvieron que cerrar por la pandemia. Facebook

El alajuelense explicó que él tiene dos verdulerías en la planta baja del salón, negocio que también ha ido decayendo, debido a la proliferación de ventas de verdura ambulantes, por lo que prefirió que sus hijos siguieran adelante con este negocio en lugar de seguir invirtiendo en el salón.

“Hay mucho empresario que el negocio o el salón es propio y aunque no le produce nada no siguen gastando en cambio en mi caso sí”, Mario Bolaños

“Hace cuatro años me retiré con mi señora, Eliza García, porque ya quería descansar. Tengo 50 años de trabajar, así que eso quedó en manos de mis cuatro hijos, quienes lo venían manejando bien, pero dos de ellos ya se hicieron profesionales y el mayor ve las verdulerías. Para ellos también era muy matado seguir abriendo aunque fuera solo los domingos”, explicó.

Germaín, la voz del bolero, era uno que casi siempre se presentaba en este lugar. Facebook
Germaín, la voz del bolero, era uno que casi siempre se presentaba en este lugar. Facebook

Don Mario contó que no ha parado de recibir mensajes y llamadas de sus clientes y de los diferentes artistas nacionales lamentando la situación, pero todos han comprendido que no se puede seguir por más amor que se le tenga al negocito.

“Todos los locales están abriendo con un 50% de clientela y ya una vez abierto el salón el dueño quiere que le pague el alquiler completo. Además hay que invertirle por las nuevas medidas y no se puede, no hay con qué pagar”, dijo.

El empresario agradeció a toda su clientela y artistas por tantos años de apoyo. Si desean comprar mesas o sillas lo pueden llamar al 8340-7624.