Erick Quirós.4 diciembre, 2020
Mientras él graba, ella está atenta de que no le haga falta nada. Cortesía.
Mientras él graba, ella está atenta de que no le haga falta nada. Cortesía.

Todavía no se han casado pero ya la covid-19 les puso una gran prueba al periodista de Repretel Andrés Ramírez y su amorcito, Daniela Alvarado.

La joven pareja está guardada en su casa, en San Rafael de Alajuela, desde hace varios días debido a que contrajeron el virus.

El 31 de octubre se pasaron a su nueva casa

A ella le tocó bailar con la más fea, pues le han dado fiebre, mareos, pérdida de olfato y gusto. Él está pura vida y por eso ha seguido con sus intervenciones en el noticiero de canal 6, las cuales hace con la ayuda de su amada, quien también es periodista y trabaja en el Colegio de contadores públicos.

“Estamos encerrados desde el viernes pasado y por dicha he contado con el apoyo de mis jefes, que me permitieron seguir trabajando para no gastar vacaciones o tener incapacidad porque estoy asintomático, entonces lo que he hecho es grabar entrevistas por Zoom o reportear vía remota, cuando me toca grabar locuciones me meto al carro porque no puede haber nada de bulla ni eco”, aseguró el periodista.

Andrés y Dani sacan ratitos para estar juntos.
Andrés y Dani sacan ratitos para estar juntos.

Asegura que les ha ido bien con el hecho de vivir encerrados todo el día. Ella ha estado en lo suyo, pero también le echa la mano a su futuro esposo.

“Entre las obligaciones mías en la oficina tengo que ayudarle a Andrés a grabar y buscar locaciones para las notas de él. Ha sido bonito porque los dos nos metemos en lo de nosotros, yo en la sala y en la oficina, pero después de un rato nos pegamos un grito para ver si estamos vivos o para mandarnos un beso”, dijo ella.

Como en muchos casos de teletrabajo, ya les pasó alguno que otro pacho cuando dejaron el micrófono abierto cuando estaban hablando, pero saben que son cosas que pueden pasar.

Ellos son una de las tantas parejas a la que la pandemia les atrasó la boda, la tuvieron que dejar para finales de febrero del 2021.

“Se pasó para ese mes por el tema de aforos y porque lo ligamos mucho con los boletos de la luna de miel, que ya los teníamos comprados, vamos a Cuba y a Punta Cana, pero esperamos que todo mejore un poquito. Si no tendremos que ver dónde nos lleva el destino”, dijeron.