Erick Quirós.8 marzo
A Daniel cuesta arrancarle una sonrisa. Foto: Albert Marín.
A Daniel cuesta arrancarle una sonrisa. Foto: Albert Marín.

El programa Conexión fútbol cumplirá este martes un año de llegar cada noche a las casas de los costarricenses y de haberse convertido en uno de los favoritos del público.

A pesar de que la mayoría de sus panelistas son muy queridos por los seguidores del espacio de Repretel, hay uno al que le ha costado un poco más ganarse el favor de la gente y hasta de sus mismos compas, que lo bautizaron como “El señor no”, porque no hay manera de estar de acuerdo con él.

Hablamos del periodista Daniel Martínez, quien es la cara más seria del grupo y a veces el más peleón.

Su forma de ser ha hecho que cuando la gente lo ve no sepa si saludarlo o mejor seguir caminando, puesto que cuesta arrancarle una sonrisa.

El comunicador asegura que la seriedad es una parte de él, pero que cuando lo conocen se dan cuenta que es otra cosa.

“Algunos lo toman bien y otro no tanto, uno se da cuenta en los estadios. No es fingido porque yo soy así, serio, a la hora de bailar, actuar o hacer alguna dinámica me cuesta, no es que lo haga a propósito, es porque es mi personalidad, mi estilo y me parece que siempre va a ser así”, aseguró.

“En ocasiones me insultan, pero esos son menos, cuando estoy en algún lugar público o un estadio. Si hablé días antes de un equipo en especial, hay insultos, otras veces se preguntan si caeré bien o mal o si me sacaré alguna foto con ellos, ya cuando lo hacen me dicen que en tele me veo más cae mal y en persona no es así”, agregó.

La polémica y la seriedad son el sello del periodista. Foto: Albert Marín.
La polémica y la seriedad son el sello del periodista. Foto: Albert Marín.

Daniel ha aprendido a vivir con eso, pero siente que poco a poco se va ganando el cariño de la gente.

“Cuando vamos a algún lugar la gente mantiene esa distancia, yo soy consciente de lo que va a pasar y sé que la gente se tira más con Solís, con Gabas o con País, pero sí sacan un ratito para uno”, dijo.

Martínez cree que parte del éxito del espacio ha sido que han sabido cómo sacarle el jugo a las diferentes figuras que participan.

“Al final no es que se jueguen papeles sino que todas las personalidades se juntaron y se ajustaron para hacer un complemento muy bonito, creo que la gente se da cuenta de que nos llevamos muy bien. Siempre cuando hay que tirar lo hago, pero al final como es un programa familiar buscamos que sea dinámico y de interacción con la gente, pero cuando hay que ponerse serios hay que hacerlo”, comentó.

Sobre la experiencia en Conexión se siente feliz y agradecido por la gran oportunidad que le dieron.

“Ha sido lindísimo, recuerdo que hace un año estábamos haciendo pruebas de un programa entero, yo no tenía experiencia en tele y por eso lo vivo y lo disfruto, al final ha sido muy enriquecedor y nadie le quita a uno este año que ya llevamos”, comentó.