Por: Agencia AP.   24 febrero
Weinstein, de 67 años, será sentenciado a una pena mínima de cinco años de cárcel y una máxima de 25 años por la agresión sexual de la exasistente de producción Mimi Haleyi en 2006 y la violación de la exactriz Jessica Mann en 2013.

Harvey Weinstein fue declarado culpable este lunes de violación y abuso sexual contra dos mujeres y podría ser sentenciado entre 5 y 25 años en el tabo (la sentencia se sabrá el 11 de marzo), lo cual sella la caída del magnate de Hollywood y quien es el archivillano del movimiento #MeToo.

El productor de cine fue condenado de cargos derivados de un abuso sexual en 2006 y una violación en 2013. El jurado declaró a Weinstein inocente del cargo más serio, abuso sexual predatorio, que conllevaba una pena potencial de cadena perpetua.

La condena más perjudicial, por el abuso sexual de la asistente de producción Mimi Haleyi, conlleva una sentencia máxima de 25 años tras las rejas.

Weinstein, de 67 años, tenía cara de resignación cuando escuchó el veredicto y fue visto hablando con sus abogados poco después.

Un juez ordenó que fuera encarcelado de inmediato. Oficiales de la corte rodearon a Weinstein, lo esposaron y lo sacaron de la sala. El juez dijo que pedirá que Weinstein sea retenido en la enfermería luego que sus abogados dijeron que requiere de atención médica tras haberse sometido a una operación en la espalda.

Varias exactrices, modelos y asistentes del productor habían declarado los abusos a los que fueron sometidas. AP

El veredicto llega tras semanas de testimonios, la mayoría desgarradores y dolorosamente gráficos de una serie de acusadoras que hablaron de violaciones, sexo oral forzado, manoseo, masturbación y proposiciones indecorosas.

La condena fue vista como un muy esperado ajuste de cuentas para Weinstein después que los años de rumores sobre su comportamiento se convirtieron en un montón de acusaciones que destruyeron su carrera en 2017 y le dio lugar a #MeToo, el movimiento global para exhortar a las mujeres a pronunciarse y señalar a hombres poderosos por conducta sexual inapropiada.