Redacción .28 enero

“Luego de casi 20 años de relación, mi esposa y yo nos divorciamos. Ella me lo propuso, fue muy dura, dice que me dejó de amar y no entiendo por qué si yo fui un hombre bueno, la trataba bien, la cuidé mucho y me comprometí realmente con ella. Hace como dos años hizo muchos cambios en su vida y siento que fue ella la que se alejó y no me dio la oportunidad. Ahora me di cuenta que está con alguien y esto me mortifica, si es que me dejó porque se enamoró de otra persona”.

"La realidad es que hoy ya no están juntos y usted está en la obligación de asumirlo", responde el psicólogo Rafael Ramos.

1. Ciertamente, cuando hay un proceso de separación o divorcio y uno de los dos es el que lo propone de forma directa, firme y provoca el cambio de un momento a otro, puede que existan dudas y contradicciones que nos hagan volver sobre las escenas una y otra vez. Y si a esto le asociamos la idea de preguntarnos si había un tercero y que fue por esto que se terminó, podemos perder la paz.

2. Amigo lo cierto es que ustedes ya no están juntos, ella dice no amarlo, razones podrán haber muchas, algunas le resultarán válidas, otras no. La realidad es que hoy ya no están juntos y usted está en la obligación de asumirlo, de aceptarlo, para que pueda poner toda su energía en la reconstrucción de su afecto y en la reorganización de su vida.

3. No tiene mucho sentido darle vuelta a esto una y otra vez y quedarnos ahí atrapados en el dolor, porque esto únicamente va a hacer que su proceso de duelo sea más doloroso y lleno de angustia. Es momento de darse cuenta que está frente a la oportunidad de reorganizar su vida, de tomar nuevas decisiones, cambiar muchos de los procesos que usted quizá debe analizar,tratando de integrar el divorcio como una oportunidad y no como un proceso que lo desgaste.

4. Enfoque su energía en usted, en su vida, en sus sueños y anhelos y desde ahí construya nuevas motivaciones. Perdone, cierre el ciclo y permítase seguir adelante, sin mirar hacia atrás, puesto que la realidad hoy es otra, comprendo que haya dolor y desconcierto, pero una separación no es para nadar en el dolor, es para caminar nuevamente en la tierra de la esperanza y mucho depende de su actitud. Busque ayuda profesional, le vendría bien.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr