Ileana Vargas.17 abril

Repretel se pellizcó y apeló la demanda que puso en su contra la traductora Eugenia Cartín. Eso quiere decir, que doña “Eu” todavía no tiene seguros los ¢70 millones que pidió a la televisora.

Eugenia Cartín llevó hasta los tribunales su descontento por la imitación suya que transmitieron en Repretel en el 2017. Foto Alonso Tenorio
Eugenia Cartín llevó hasta los tribunales su descontento por la imitación suya que transmitieron en Repretel en el 2017. Foto Alonso Tenorio

El pasado 19 de marzo se dio a conocer que el Tribunal del I Circuito Judicial de San José acogió parcialmente y en primera instancia el reclamo de Cartín, de 73 años, presentado en enero del 2018 por ¢500 millones como compensación por daños materiales y morales debido a la imitación presentada en Toros Repretel.

La sentencia en primera instancia se emitió el pasado 15 de marzo y condenó a Repretel a pagarle ¢70 millones a Cartín por lesionar su imagen al hacer una imitación suya durante sus transmisiones de fin y principio de año en el 2017.

Sin embargo, a pesar de todo del burumbún que se armó por la millonada, todo el mundo se deberá quedar quieto en primera, ya que la televisora apeló la sentencia.

Fernando Contreras, el papá de los tomates de Repretel, le confirmó a La Teja la información por medio de un correo electrónico.

“El recurso de casación fue presentado en tiempo y forma. Ahora debemos esperar la resolución de la Sala”, respondió Contreras sin detallar la fecha en la que su abogado presentó la documentación necesaria para apelar.

Para tener las cosas claras ahora la Sala de Casación puede anular o confirmar lo resuelto. Esto quiere decir que al final a doña Eugenia le pueden dar o quitar los millones.

Esta nueva resolución podría tardar hasta un año.

Doña Eugenia también tiene demandada a la empresa Tigo por la filtración de su audio con su empleado y está pidiendo $500.000 por el daño moral y perjuicios ocasionados a su imagen. Este caso aún no se ha resuelto.