Farándula

Doña Inés Trejos: “¡¿Qué es eso que todo mundo cree que puede ser presidente?!”

Única ganadora del gran premio de ¿Quién quiere ser millonario? nos atendió de manera amable y nos contó cómo vive esta linda época y cuáles son sus expectativas para el 2022

Tamalitos de frijol, mucha salud y cumplir el sueño de reunirse con sus nietas después de mucho tiempo de no verlas son los deseos que tiene doña Inés Trejos para esta Navidad y Año Nuevo.

La admirable señora, de 89 años y única ganadora del gran premio de la quinta temporada de ¿Quién quiere ser millonario?, nos atendió de manera amable y nos contó cómo vive esta linda época y cuáles son sus expectativas para el 2022.

Una es ver a sus dos nietas, a las cuales recogerá en Estados Unidos, para luego irse a Tailandia a verse con las otras dos. A ellas las acompañará el único nieto de la señora, quien está en Tiquicia de vacaciones, pues vive en Inglaterra.

-¿Cómo cataloga su 2021?

Creo que ha sido un año benigno, extraordinariamente bueno desde el punto de vista que salí en un programa, no hice el ridículo y además de eso me llevé una ganancia que voy a usar en su momento con mis nietos.

-¿Cuáles tradiciones tiene para esta época?

Yo vivo a la par de mi nuera y ahora que mi nieto, que vive en Inglaterra, vino a pasar unas vacaciones y se quedará hasta enero, voy a pasar con ellos. Mi vida es leer y escribir.

Yo me crié en San José centro, pero como mi papá trabajaba en la bananera en Quepos entonces siempre nos íbamos a pasar las vacaciones por allá, que es un lugar que sigo queriendo muchísimo. Hace mucho no voy, por la pandemia, pero iba por lo menos una vez al año, es una zona con una belleza extraordinaria.

-¿Qué come en la cena de Navidad?

Mi nuera, que es inglesa, hace pavo pero para mí no hay nada más rico que los tamalitos de frijol. Es una costumbre muy bonita que me gustaría que se mantenga siempre, porque es algo apegado a las tradiciones de nuestro país.

-¿Es de hacer tamales?

Hago unos de frijoles molidos que son los que me gustan, pero ahora el asunto se ha simplificado, ya la masa viene lista y los frijolitos también, solo hay que envolverlos, que es todo un ritual.

-¿Los reparte en la familia o en el barrio?

Yo prácticamente no tengo familia aquí porque mis dos hijos fallecieron y tengo solo a mi nuera y ahorita a mi nieto, porque mis otras nietas viven en Tailandia y Florida, entonces están demasiado lejos para mandarles tamales.

-¿Se daba una vuelta a Zapote?

Ah, no, hace muchos años que se me olvidó eso, para mí Zapote es lo que era antes, muy diferente a lo de ahora. Sí, me gustaba dar una vueltica, pero últimamente ya ni eso.

-¿Los toros le gustan?

No me hace mucha gracia ir, pero verlos por televisión sí y me pregunto cómo es que hay gente tan valiente para meterse a un ruedo, porque enfrentarse a un toro ya es otra historia.

-¿Qué le diría a un nieto o a un familiar si le dice que quiere meterse de improvisado?

Le diría que prefiero que no, pero como la persona tiene que tener su libertad, si quiere exponerse, diay, ¿qué se va a hacer?

-¿Qué es lo que más le gusta de esta época?

Me gusta mucho hacer el portal, el árbol de Navidad, es una cuestión que viene desde que yo era chiquilla, antes no habían artificiales, sino que era una rama de ciprés vivo y olía tan rico la casa. Tampoco habían tantos adornos como los hay ahora, le estoy hablando de hace casi cien años, entonces uno hacía los adornitos, era mucho más linda que comprar y ponerla.

-¿Con qué se hacían?

Con restos de costuras de la mamá, con cintas, la imaginación nos daba muchas habilidades de hacer cosas. Se disfruta mucho, era una actividad en familia, en aquel momento los niños pensábamos que el Niño Dios era el que venía a dejar los juguetes, no es como ahora, que van a la Universal a pedir, me parece que era mejor vivir de la fantasía.

-Y a sus 89 años, ¿qué le pide al Niño?

Salud para mí, para mi familia y para el mundo entero, yo quiero que la gente ya esté tranquila, también le pido a Dios que haya mayor entendimiento entre las personas y haya verdadera paz entre todos.

-Más allá de la platita y la exposición, ¿qué le deja este 2021?

Se ha pasado tan rápido que no he tenido tiempo de reflexionar, pero he descubierto que la gente es buena porque muchos se alegraron y me felicitaron a mí, que soy una desconocida para muchos, se han portado tan bien, que eso es lo que más me ha dejado, cariño y suerte.

-¿Siente que usted es uno de los personajes del año en nuestro país, por el ejemplo que dio que la persona adulta mayor puede hacer de todo?

Yo creo que sí y espero seguir así muchos años más hasta que Dios me dé vida. Mucha gente me ha dicho que le serví de ejemplo.

-Hace un tiempo nos contó que se reunirá con sus nietas hasta que vote (el 6 de febrero), ¿cómo ve estas elecciones que se aproximan?

Podría uno creer que es una locura porque hay tantos candidatos, ¡qué es eso que todo mundo cree que puede ser candidato!, si ser presidente es una cosa muy seria, pero bueno, yo espero que nos vaya bien y que elijamos a la persona adecuada.

-¿Qué le manda a decir a toda esa gente que la admira?

Que mantengan su criterio, que mantengan sus familias unidas y que no se olviden de Dios, las iglesias siempre están abiertas y sino en la casa también se puede rezar.

Erick Quirós

Periodista de espectáculos con experiencia en coberturas deportivas. Trabaja en Grupo Nación desde el 2013.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.