Por: Erick Quirós.   14 octubre
Ramos era el único que había estado todas las temporadas. Archivo LN

Este año El Chinamo de Teletica tendrá una baja muy sensible, pues el humorista Carlos Ramos, más conocido como Porcionzón, no será parte del elenco.

El mismo comediante le confirmó a La Teja que por un tema de presupuesto del 7, no pudieron llegar a buen puerto las negociaciones y por eso, por primera vez, en los 19 años que tiene el espacio chinamero, sus chistes, salidas y trajes no estarán en la pantalla.

Esto algo que ya se veía venir, pues en Teletica han estado presentando de a poquitos el elenco de este año y el Cachetón no se veía por ningún lado.

Ver más!

“Por el gran respeto que le tengo a la familia Picado, principalmente a René, que es mi amigo independientemente de lo laboral, no me voy a referir al tema (de la negociación). Me voy en buenos términos y si duré muchos años fue porque hice un buen trabajo”.

“Me voy con la satisfacción del deber cumplido, los personajes se van, pero las instituciones se quedan”, aseguró.

Los trajes de Porcio siempre fueron un pacho. Fotografía José Cordero

Al consultarle cómo se siente al dejar un programa del cual es fundador, señaló que se va tranquilo porque siempre dio lo mejor de sí y nunca tuvo broncas con nadie.

“Soy el único humorista que estaba invicto, aquí han cambiado comediantes, presentadores y hasta las rumberitas, pero a Carlitos no y la verdad eso me hace sentir bien porque quiere decir que gusté, que la gente me quiere mucho, siempre hay detractores que dicen que uno está muy viejo o muy quemado, pero la mayoría de personas me quieren y agradecen el humor que yo he hecho por más de treinta años”, afirmó.

“Estaba encariñado con el programa por ser uno de los fundadores y por la tradición que era estar cada diciembre ahí, pero la vida sigue, yo estoy tranquilo y le deseo lo mejor a los colegas que van a estar este año en el programa. No me voy enojado ni con roces con nadie, es un tema meramente de presupuesto”, explicó.

Porcio tiene claro que el programa seguirá estando él o no, pero también sabe que dejó su sello muy bien marcado.

Sí estarán: Rigoberto Alfaro (Gallina), Rigoberto Jiménez ( El Sepulturero), Mauricio Artavia ( Papi Pazz), Carmen Chinchilla ( Elvirilla), Luis Vargas ( Macario), Alex Costa, Mauricio Astorga y Daniel Montoya

Por el lado del brete, contó que más bien se siente liberado pues en muchas ocasiones tenía que andar corriendo para cumplir con su apretada agenda en diciembre.

“No cambia en nada, yo como gracias a Omega y no al 7, eso del Chinamo era una extra y por eso ahora estoy haciendo agenda, antes no podía estar en eventos de empresas o tenía que salir corriendo, hasta le pedía al productor que me sacara temprano porque me tenía que ir, pero ya no voy a tener esa presión”, dijo.

Eso sí, Porcio tampoco le cerró las puertas a ningún otro medio que quiera contar con él para transmisiones de fin de año.

Alonso Acosta, productor del espacio decembrino, confirmó la ausencia de Porcio y dijo que no cree que sea para siempre.

“No se llegó a un acuerdo de fechas y económico y apostamos por una propuesta diferente de humor, por eso Porcio no está este año, pero no quiere decir que el otro no pueda estar”, dijo Acosta.

Para montarle los trajes, la cosa era toda una breteada. Fotografía José Cordero
Un pacho

A Porcio se le va a extrañar aparte de por sus chistes, por la capacidad de reírse de él mismo y para muestra era el montón de trajes de diferentes personajes que se ponía cada año.

En total fueron 69 disfraces los que se montó, siempre con la condición de que le dejaran la cara al descubierto para que la gente viera que era el cachetón el que estaba adentro.

Entre sus preferidos están el de “Cachetenieves” (Blanca nieves) y el de “La mujer cachetevilla” (la Mujer Maravilla) por la gran reacción que tuvo con la gente. También destaca uno de un gorila, un astronauta, una abuela con su nieto en la espalda, Maléfica, un Minion, entre otros.

“A mí siempre me dijeron que cuando era mi segmento se disparaba el rating, ya sea para criticarme o para reírse, pero lo veían”, dijo.

Porcio recordó que incluso había algunos trajes que lo hacían sufrir por lo complicado que era ponérselos.

Cachetenieves fue uno de los que más dio de qué hablar. Foto: Luis Navarro

“Tenía que estar quedito por tres o cuatro horas para que no se desarmara, no podía ni ir al baño porque era muy complicado quitárselos, la verdad es que se veían muy pachos, pero llevaban un gran trabajo por detrás”, señaló.

El mismo humorista fue el que dio la idea de vestirse cada año de personajes distintos. Antes de eso, usaba trajes enteros de colores.

“La producción quería vestirme de mujer, pero yo no quise porque para mí la manera más fácil de hacer reír era hacer eso o de gay, entonces se dio lo de los personajes que iban gustando, yo solo pedía que la gente viera que yo estaba adentro”, contó.