Rafael Ramos.10 mayo

“Tengo un debate interno muy fuerte, reconozco que estoy con una persona que me gusta mucho, pero él es tan cambiante que a veces me siento profundamente desmotivada. He hablado con él muchas veces, pero el final termina complicando las cosas. Lo bueno que tiene me mueve mucho, aunque no puedo con su inestabilidad emocional”.

"He hablado con él muchas veces, pero el final termina complicando las cosas", dice la lectora.

1. Hay momentos que nos generan debates internos muy fuertes con respecto a lo que queremos, lo que nos toca vivir y respecto a las elecciones que hemos tomado, esto nos somete a procesos de contradicción muy fuertes.

2. Puede que sea un momento para pensar en dar un paso más allá. ¿Qué pasa con él?, ¿por qué actúa como actúa?, ¿qué es lo que lo hace tener este proceso emocional que usted describe? Desde ahí darnos la oportunidad de revisar a fondo, tal vez con ayuda profesional, las situaciones que puedan resolverse.

3. Ciertamente, este proceso puede resultar agotador y desconcertante, pero a veces las personas tienen frustraciones emocionales, que no logran comprender, administrar, manejar de la mejor manera y esto podría estar asociado a múltiples causas, de ahí la importancia de no solo hablar entre nosotros, sino de buscar ayuda.

4. Aunque ciertamente llegará un momento en el que, si la situación no se resuelve, se podrán tomar otras decisiones, pero el amor también implica estar juntos, luchar y caminar uno al lado del otro, trazando objetivos y esto puede permitir que una persona reorganice sus emociones y a la larga estabilizar todo aquello que hoy causa tensión, estrés y preocupación, quizá pueda ser un camino que emprendan juntos y es una decisión que tienen que revisar.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr