Farándula

“Él está dispuesto a sacrificarse por la familia”

Rafael Ramos, sicólogo

“Mi esposo dice que hace tiempo no me ama, que soy una buena mujer, pero que ya no me ve como su pareja. Dice que va a ser responsable, pero que no espere nada de él como esposo, que seamos amigos por los hijos, porque no puede dejar de pensar que si se va me pase algo. Él está dispuesto a sacrificarse por la familia, pero eso me duele más a que se vaya”.

Hace unos años escribí: “Yo quiero que me amen de verdad, no que me tengan lástima”

1. Hay personas que conscientemente se dicen así mismas: “sí, vamos para adelante”, pero luchan y se desgastan por una relación cuyo origen tal vez fue el incorrecto o cuyo desarrollo desencadenó en un proceso de desarticulación afectiva, simplemente porque murió el amor inicial.

2. Siguen ahí por muchas razones, pero ya no hay amor y la realidad es algo cruel.

3. Es bonito que al cerrar los ojos visualice una vida con esta persona, llena de buenos momentos, luchas con sentido y proyectos. Pero, si al cerrar los ojos ve vacío, soledad o fantasías que no corresponden a su realidad, es momento de asumir una responsabilidad con su vida.

4. Si usted va estar en una relación es porque ama de verdad no porque siente lástima. Todos quieren esto pero deben trabajarlo, ojalá que puedan decir:

a. Te amo porque lo disfruto.

b. Te amo porque nos hacemos bien.

c. Te amo porque analizamos las cosas y trabajamos en equipo.

d. Te amo porque tu forma de ser y la mía crean una sana y buena combinación para nuestro crecimiento emocional.

e. Te amo porque con el tiempo nuestro vínculo se fortalece y, por tanto, las motivaciones se mantienen sanas.

5. Pero, si usted dice:

a. “Me convenzo de que amo porque me da lástima la otra persona”.

b. “Estoy aquí porque me da miedo que me vaya peor”.

c. “Prefiero un viejo conocido que nuevo por conocer”.

d. “Es mejor estar mal acompañado que solo”.

6. Si estas son sus motivaciones para estar en una relación, haga una profunda revisión. No puede estar por lastima, miedo o porque se siente atrapada.