AFP .15 noviembre, 2019
El museo de la vagina abrirá sus puertas a partir de este sábado. AFP
El museo de la vagina abrirá sus puertas a partir de este sábado. AFP

Reykjavik, en Islandia, tenía un museo del pene y ahora Londres tiene su museo de la vagina, un lugar destinado a romper tabús y permitir que se conozca mejor el sexo femenino.

En el corazón de Camden, barrio turístico y muy a la moda, un cartel sobre la puerta de unos antiguos establos que dice “Museo de la Vagina”, provoca la curiosidad de los visitantes.

Rodeado de tiendas de ropa usada y souvenirs, el lugar, que abre al público este sábado, será el primer museo permanente totalmente dedicado a esa parte de la anatomía femenina.

“Descubrí que había un museo del pene y no su equivalente para la vagina, así que lo creé”, afirmó Florence Schechter, que ya había organizado tres exposiciones temporales sobre el tema en los últimos dos años.

Lejos de ser un gabinete de curiosidades, este pequeño museo quiere ser un lugar didáctico para todos los públicos. Su primera exposición temporal está dedicada a los "mitos de la vagina".

Bajo el título “Si utilizas un tampón puedes perder la virginidad” o “la regla es suciedad”, unos carteles se traen abajo estas afirmaciones con la ayuda de esquemas y argumentos.

Schechter asegura que no se trata solo de educar y mejorar la autoestima, sino también de una cuestión de salud pública.

“A algunas personas les da demasiada vergüenza consultar a un médico cuando sienten síntomas y literalmente se mueren por estos problemas, porque no se descubren suficientemente pronto cuestiones como el cáncer del cuello del útero”, dijo indignada.

Quienes busquen excitación erótica corren el riesgo de una gran decepción, porque la exposición es más pedagógica que picante.