Farándula

“Él pone de su parte para cambiar, pero siento que no es suficiente y me irrito mucho”

Rafael Ramos, sicólogo

“Luego de muchos años de matrimonio y de experimentar muchas cosas, mi esposo y yo estamos tratando de darnos una oportunidad para arreglar las cosas. Él realmente está poniendo de su parte, pero siento que no es suficiente y me irrito mucho cuando veo que unos días hace todo bien y otros me decepciona. Mis hijas dicen que estoy a la defensiva, pero es que tengo mucho resentimiento”.

1. Cuando se inicia el proceso de recuperación de una relación es muy importante tener como punto de partida la historia, pero asociada a lo que cada uno desea vivir en su relación de pareja, definiendo cuáles son las áreas de mejora, los nuevos hábitos, las conductas y acciones concretas que se van a incorporar para mejorar.

2. Hay que tener mucho cuidado con el componente pasado, el resentimiento o las heridas emocionales que a veces se convierten en la norma de interpretación y evaluación, desde los cuales se juzga el presente, porque si esto no está resuelto podría ser que evalúen con mayor rigidez los esfuerzos presentes. Un proceso de recuperación es un tema que se vive en el presente.

3. Estar a la defensiva, sucumbir ante la irritabilidad, aferrarse al resentimiento como norma de interpretación puede crear tensiones que afecten el proceso de recuperación, creando ciclos de tensión. Cuando se quiere un cambio, se desea que sea pronto y que se incorpore a la vida de pareja todo lo deseado, pero esto no pasa de un momento a otro, requiere progresividad, conciencia de cambio, reconocimiento por parte de los dos y una evaluación objetiva.

4. Estar a la defensiva es esperable, luego de una historia compleja, pero si ambos decidieron trabajar por modificar la relación, ambos deben poner de su parte en dos grandes aspectos: uno, la incorporación de cambios y, dos, el reconocimiento y validación mutua del progreso de cada uno en este nuevo camino. La recomendación es seguir despacio y, si se complica buscar ayuda.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.