AFP .15 febrero
Así dio a conocer la pareja real que espera a su segundo hijo. Instagram
Así dio a conocer la pareja real que espera a su segundo hijo. Instagram

Meghan Markle está embarazada de su segundo hijo con el príncipe Enrique de Inglaterra. Así lo anunció la noche del domingo, Día de San Valentín, el portavoz de la pareja a los medios británicos.

“Podemos confirmar que Archie (el primer hijo de los duques de Sussex) será hermano mayor”, declaró el vocero de la pareja, que dejó sus funciones reales en marzo del año pasado.

"El duque y la duquesa de Sussex están locos de alegría por esperar a su segundo hijo", añadió.

La reina Isabel II y su esposo, el príncipe Felipe, abuelos del príncipe Enrique; su padre, Carlos, y toda la familia real, están “felices y les envían sus mejores deseos de felicidad”, según un portavoz del Palacio de Buckingham.

El fotógrafo Misan Harriman, presentado como un viejo amigo de la pareja por los medios británicos, tuiteó una foto en blanco y negro en la que aparecían sonriendo bajo un árbol. Meghan, de 39 años, tiene la mano sobre su vientre.

Meghan y Harry suelen compartir sus mejores momentos en su cuenta de Instagram, como cuando bautizaron al pequeño Archie. Instagram
Meghan y Harry suelen compartir sus mejores momentos en su cuenta de Instagram, como cuando bautizaron al pequeño Archie. Instagram

“Meg, yo estaba en tu boda, siendo testigo de esta historia de amor que empezaba y, amiga mía, estoy honrado de verla crecer. ¡Felicidades al duque y a la duquesa de Sussex por esta feliz noticia!”, tuiteó con la imagen.

La noticia llega unos días después de que Meghan ganara un juicio contra un diario sensacionalista británico al que denunció por invasión de la privacidad tras publicar una carta dirigida a su padre.

Meghan había revelado que sufrió un aborto natural en julio pasado, en una columna publicada en noviembre en el diario estadounidense The New York Times.

Tener un aborto es un dolor insoportable, escribió, afirmando que ese tema sigue siendo tabú. “Está impregnado de una innecesaria vergüenza, que perpetúa un ciclo de solitario duelo”.

Varias asociaciones aplaudieron el hecho de que decidiera compartir su experiencia.