Rafael Ramos.20 enero

“Soy divorciado, tengo 40 años, dos hijos y estoy en una muy buena relación. Ella me gusta muchísimo, pero quiere que nos casemos y tener hijos. Yo sí me quiero casar, pero no estoy dispuesto a tener hijos, porque no puedo asumir una obligación económica mayor, ya que con lo que tengo nos da para vivir y pagar las pensiones. Ella me terminó porque dice que no va a renunciar a su maternidad”.

"Ella quiere que nos casemos y quiere tener hijos pero sí me quiero casar pero no estoy dispuesto a tener hijos", cuenta el lector.

1. Está muy bien el hecho que luego de hacer un análisis de su realidad económica, emocional y de las decisiones ya tomadas, sea tan claro y que su propuesta se base en estos límites: ‘Me caso, pero no voy a tener más hijos’. Esto le da a la otra persona los criterios suficientes para elegir.

2. Si ella tiene claro que se quiere casar porque la relación es buena, pero no va a renunciar a su maternidad, y usted no quiere asumir una nueva paternidad, por las razones que usted ha definido, entonces, se encuentran frente a un criterio objetivo. Cuando las cosas son así de claras, las personas están en la obligación de analizar, cuestionar, evaluar, definir y elegir para no enfrascarse en proyectos que puedan llegar a un punto muerto y que deterioren la relación.

3. Usted no está de acuerdo con que ella lo termine, pero ella tiene derecho a decidir, especialmente si la maternidad está dentro de su proyecto de vida. Usted tiene que revisar su posición porque decirle a una persona que asuma a los hijos que usted tuvo con su expareja como que si fueran propios es un esquema que no es válido. Ella puede disfrutar a sus hijos y asumir un papel importante en sus vidas y hacerlos parte de su vida, pero eso no suprime su maternidad.

4. Desde esta posición y teniendo usted todo tan claro y que ella está muy definida sobre lo que quiere, entonces le toca respetar que lo terminó, porque ella tiene una perspectiva de vida diferente. No se puede esperar por años un cambio cuando las cosas son tan claras, en la vida hay momentos en los que se tiene que tomar decisiones.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr