Rafael Ramos.3 febrero

“Inicié un noviazgo hace poco y me siento muy contenta con él, pero me confesó que es adicto a los casinos y a la pornografía. Esto me desilusionó mucho, especialmente porque no quiere buscar ayuda pues según él, no lo necesita. Es por eso decidí terminar la relación, pero él me sigue buscando y pidiendo una oportunidad para cambiar. Dice que no me preocupe, porque cuando vivamos juntos va a dejar todo eso, pero que mientras tanto lo va a disfrutar, aunque yo no puedo estar así”.

Si la persona no acepta ayuda, lo mejor es hacerse a un lado. Fotografía: Alejandro Gamboa Madigal.
Si la persona no acepta ayuda, lo mejor es hacerse a un lado. Fotografía: Alejandro Gamboa Madigal.

1. Toda persona tiene derecho a definir en su vida, especialmente sobre qué puede tolerar y qué no, de acuerdo a su visión de vida y a sus aspiraciones respecto a un proyecto de vida en pareja, porque esto es un tema muy personal.

2. Si en su experiencia de vida no son negociables las adicciones al juego ni a la pornografía, pero él insiste en dichos procesos, no reconoce que requiere ayuda y sostiene que lo va a seguir haciendo, siempre y cuando ustedes no vivan juntos, sin duda está equivocado, ya que todo proceso de adicción requiere tratamiento para que haya un cambio real y un mejor pronóstico en cuanto al manejo de una adicción.

3. Si usted sostiene su posición de que no es negociable ninguno de estos procesos y él no acepta un tratamiento, entonces hay dos líneas de acción, una quedarse y esperar o tomar los hechos y definir su camino, que me parece que es lo que usted ya ha decidido.

4. Cuando se habla de una adicción es importante que la persona reconozca que tiene un problema, acepte un tratamiento e incluso la pareja, la familia o los amigos lleguen a formar parte importante de estos procesos de tratamiento, pero la persona tiene que asumirlo como propio, para que haya un mejor pronóstico. Si él se resiste al cambio, usted tiene derecho a definir si puede continuar con esto o no.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr