Erick Quirós.29 septiembre

Shairis Montero se ha convertido en la mujer más envidiada en el país.

Shairis dce que si van piropear a su amorcito está bien, pero que apoyen. Lilliam Arce
Shairis dce que si van piropear a su amorcito está bien, pero que apoyen. Lilliam Arce

Ella es la novia de Greivin Morgan, participante de Dancing with the stars, quien este año es la sensación del programa de baile de Teletica.

Mientras su pareja se menea en la pista cada domingo, a ella se infla el pecho de orgullo al ver que su negrito se mueve como le da la gana.

“Yo estoy superorgullosa, de verdad que ha sido una experiencia muy linda para ambos. Desde el inicio lo estoy apoyando al máximo. En el tiempo que llevamos de ser novios, en cada etapa que hemos vivido, hemos puesto las cosas en las manos de Dios y esta no es la excepción”, afirmó.

Los novios llevan tres añitos juntos y en lugar de separarlos, Dancing se ha vuelto un reto que los ha unido más.

“Hay mucha confianza, creo que eso es indispensable en esta etapa, porque uno sabe que van a ser tres o cuatro meses de ensayos y de poco tiempo para vernos. Pero él está tranquilo porque tiene toda mi confianza y apoyo. Nos veíamos todos los días, ahora no, pero lo intentamos, buscamos los espacios para almorzar y compartir, si no toca por videollamada”, aseguró Montero.

Una gran ventaja para que todo marche así de bien es que su novio ha estado abierto a que ella vea de cerca todo el proceso que vive día con día al lado de la bailarina Lucía Jiménez.

“Lu se ha convertido en una amiga para nosotros y eso se nota en la pista. Hay mucha confianza, lo importante es que a uno la pareja lo involucre, se vea la transparencia y el profesionalismo y el de Lucía ha sido increíble. Además, nuestra relación tiene las bases muy sólidas y gracias a Dios eso no ha cambiado”, dijo.

Morgan y Lucía se volvieron a lucir y se ganaron una calificación perfecta. Foto: Lilliam Arce
Morgan y Lucía se volvieron a lucir y se ganaron una calificación perfecta. Foto: Lilliam Arce

Aseguró que no siente nada de celos al ver que tantas mujeres están pendientes de los movimientos de su negro.

“Yo siempre les digo que lo vean, que si lo van piropear está bien, pero que apoyen y voten, a mí me encanta ver eso. Siento que más allá del físico a la gente le ha gustado el carisma, la personalidad y el baile. No solo es el chico bonito descamisado, sino que le pone montones en el baile”, agregó.

Hasta dio un consejo a las personas que son medio celosillas.

“Les digo que su relación la pongan en manos de Dios, ese es el pilar y Él es que el me da a mí la tranquilidad, yo confío en Él más que en Greivin y por eso nos va bien”, comentó.

Coco Vargas fue la segunda expulsada de la sexta temporada de Dancing. Fotografía: Lilliam Arce
Coco Vargas fue la segunda expulsada de la sexta temporada de Dancing. Fotografía: Lilliam Arce
Sobrados

Y hablando de Morgan, una vez más se lució en la pista, seguramente motivado porque su amorcito lo estaba viendo en primera fila.

El negrazo y Lucía Jiménez lograron la primera calificación perfecta de la temporada al jalarse 30 puntos por parte de los jueces.

El único que medio le hace el pique a Morgan es el cantante Marko Jara, quien no ha recurrido a quitarse la chema para llamar la atención. Cuando lo haga, sin duda dará de que hablar.

En su presentación de este domingo pellizcó 26 puntos, más uno por el mejor paso, o sea, quedó en segundo lugar con 27.

Keyla Sánchez era la invitada de la gala, pero no pudo bailar debido a que el bailarín Michael Rubí sufrió un accidente que le imposibilitó moverse, únicamente lo hizo con Sharon Segura.

La próxima semana será el especial de Disney.

La bloguera Coco Vargas es la segunda expulsada de la sexta temporada de Dancing. Vargas tuvo que ir a reto con Marko Jara, quien a pesar de que bailó muy bien no contó con el apoyo de la gente.