Rafael Ramos.25 enero

“No sé qué hacer. Estoy con una persona que me culpabiliza por todo. Ambos somos separados, tenemos nuestros hijos y es muy difícil, porque a él le doy espacio, confío y acepto e integro a sus hijos en mi vida, pero él a mí me reclama cuando tengo que hablar con el papá de mis hijos. Dice que él no confía en mí. Me revisa el teléfono, le molesta el manejo de mis redes, se molesta por todo y me pasa echando en cara cuando hace algo por cuenta de él a nivel económico. Me tiene desgastada”.

"Me revisa el teléfono, le molesta el manejo de mis redes, se molesta por todo y me pasa echando en cara cuando hace algo a nivel económico por cuenta de él", cuenta la lectora.

1. Más allá de la separación y los hijos, hay un elemento que merece un análisis de consideración. Pareciera ser que hay un cuadro de celos, control, irritabilidad, descalificación, bloqueos en la comunicación, dificultades para el establecimiento de acuerdos e intransigencia. Mientras esta sea la tónica de la interacción, ustedes van a sostener todas las estructuras de complicación y se incrementan los conflictos en lugar de buscar soluciones, por lo que tienen un pronóstico de estabilidad reservado.

2. Este marco requiere básicamente tres posiciones. La primera: ¿él reconoce que tiene un problema?, ¿quiere trabajar en esto? De no ser así, es muy complicado pensar en soluciones. La segunda: ¿usted ha intentado buscar alternativas de solución que les permita a ambos asumir un cambio? Si usted es la que propone y él se opone debe preguntarse: ¿esto es lo que realmente quiere? La tercera: es analizar la viabilidad de la relación, en virtud de la disposición a la búsqueda de soluciones.

3. Toda relación necesito una estructura de comunicación, basada en la conciencia individual de aportes positivos o negativos, reciprocidad, justicia y equidad para poder funcionar. Cuando vemos el amor como un proceso de mercado, para convencer a la otra persona de qué haga algo diferente, el resultado no está en nuestras manos y se camina por la tierra de la incertidumbre. Analícelo muy bien.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr