Farándula

Excombatiente Douglas Walters la pasa mal en España por el coronavirus

Douglas Walters da clases en un gimnasio, pero ahora no puede ni salir

El excombatiente Douglas Walters ya tiene tiempillo de vivir en España y no le ha quedado más que encerrarse en su casa para evitar ser contagiado del coronavirus, sobre todo porque en este país se reportan más de mil fallecidos y 21 mil infectados.

Aunque el musculoso confiesa que al inicio estaba un poco incrédulo de que el COVID-19 llegara a Europa, ahora que le ha tocado vivirlo en carne propia, desea hacerles un llamado a los ticos para que en Tiquicia no llegue a pasar lo que ellos pasan por allá.

“A uno le duele mucho (las muertes) no quiero que pase lo mismo que pasó aquí, que por no darle un poco de pelota al asunto ahora está la crisis como está”, dijo algo asustado.

Walters está en Girona, Cataluña y según nos contó, una noticia que le partió el corazón y que lo hizo abrir los ojos con respecto al virus fue cuando escuchó en las noticias españolas que el virus acabó con casi todos los adultos mayores en un asilo de ancianos.

El morenazo recuerda que semanas atrás escuchó a las autoridades españolas de que había que tener precaución y tomar medidas de higiene como lavarse las manos constantemente, usar guantes y cubrebocas, pero muchos ignoraron dichas medidas al principio y el asunto se complicó, por lo que no quiere que en Tiquicia suceda lo mismo, ya que el pico de infectados podría incrementarse.

“Al inicio uno pensaba: ‘Aquí no pasa, solo en otros lados de Europa’ y no solo yo pensaba así, sino que todo el mundo, como que no le dimos importancia. No se vía gente en la calle con mascarillas, ni con guantes de látex, no se notaban las medidas de precaución, pero en el momento en que empezaron los primeros afectados, hace un par de semanas, comenzó a infectarse todo el mundo.

"Cuando te das cuenta que muere la gente, uno se asusta y empieza a acatar el llamado, porque a veces hablamos de muertes como un número pero detrás de cada fallecido hay familias, son personas”, contó el bailarín.

A quedarse guardado

El instructor de baile comentó que él pasa pendiente de las noticias de acá y que por eso no deja de asustarse cuando lee que el tico se toma la emergencia como un vacilón y que en lugar de hacer caso a las autoridades de salud prefieren irse de vacaciones en lugar de quedarse en casa.

Walters mencionó que a él no le gustaría leer que la cantidad de ticos infectados sigue en aumento cuando la solución para evitarlo es muy simple.

“Ahora no hay otra forma de parar el contagio que no sea quedarse en la casa, quédese en la casa eso es todo. Es un llamado a la responsabilidad, hay que seguir la normativas, que no pase en Costa Rica lo que pasó aquí”, mencionó dolido.

Para el morenazo lo más difícil en estos días de encierro es saber que no puede tener contacto con la gente, con sus alumnos del gimnasio en el que imparte clases de zumba, a los cuales ahora solo ve por medio de videollamadas.

“El verdadero contacto no es el ni el WiFi ni las redes sociales, sino un abrazo, ver a la gente de frente, salir y caminar. Cuando te quitan todo eso es muy difícil, pero tenemos que comprender que lo hacemos por los demás, que es algo solidario”, dijo.

Todo en silencio

En estos momentos transitar por las calles españolas es como un delito, pues si la policía lo atrapa queda detenido.

Antes se podía salir a las farmacias o los supermercados, pero ya ni eso, según contó el exparticipante del programa “Combate”, se debe tener un permiso especial para hacer estas vueltas.

"Si te ven en la calle, la policía le pide un permiso o salvoconducto. Antes sí se podía trabajar, pero ahora los gimnasios están cerrados, las clases las doy de forma virtual desde casa y no es lo mismo, la verdad nunca imaginé vivir estas cosas”, agregó.

Walters dice que por ahora el mayor consejo que le puede dar a los ticos, al ser un claro testigo de la crisis económica que está provocando el COVID-19, es que ahorren todo lo que puedan y que cuiden el trabajito.

“Con que se tenga para comer y un lugar donde vivir, todo lo demás es secundario. Cuando uno vive una crisis de este tipo es preferible apretarse un poquito en todo y salir de esta, que permitir que se haga más grande”, concluyó.

Silvia Núñez

Silvia Núñez

Periodista de Espectáculos y Sucesos. Bachiller en periodismo de la Universidad Central desde el 2004. Labora en el Grupo Nación desde el 2013.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.