GDA .11 septiembre
La mamá del cantante, Marcela Basteri, fue vista por última vez en el Luna Park de Buenos Aires, Argentina, en marzo de 1985.
La mamá del cantante, Marcela Basteri, fue vista por última vez en el Luna Park de Buenos Aires, Argentina, en marzo de 1985.

Uno de los grandes misterios que rodea la vida de Luis Miguel es el paradero de su mamá, Marcela Basteri, a quien en muchas ocasiones se ha dado como fallecida.

Dicha teoría podría derrumbarse gracias a las recientes declaraciones de Miguel Aldana, director de Interpol México en la década de los 70, quien aseguró que Basteri está viva y que tuvo dos hijos más. Así lo declaró en una entrevista que dio al programa Ventaneando de TV Azteca.

“Me han platicado y ya Luis Miguel los conoce (a los hijos de Marcela), no estoy ventaneando”, dijo el exoficial.

Aldana aseguró que la propia actriz le contó los motivos por los cuales se alejó del Sol de México.

“Se peleó con Luisito Rey (su esposo y papá de Luis Miguel). Se desapareció porque se había enojado con él. Se fue a Argentina”, dijo.

También se burló de la teoría de Andrés García, quién aseguró que el padre de Luismi asesinó a su esposa en una casa en Madrid, España.

“No creo. Andrés García es mi amigo y tiene sus puntos con todos ellos cuando vemos acción. ‘Mirá, este quiere que lo maten’, como si estuviera en una película. A lo mejor lo manejaban como cierto, pero no me consta, se llevaban muy bien”.

Aldana cree que el intérprete de temas como “La incondicional” y “Culpable o no” logró reencontrarse con su mamá, por eso es que ya no continuó con su búsqueda.

“Yo siento que ella está feliz. Pienso que Luis Miguel tiene comunicación con ella, que están respetando la intimidad de los dos”, añadió.

Miguel Aldana, un exdirector de Interpol México fue muy amigo de Luisito Rey y de Marcela Basteri, papás de Luis Miguel. Captura de video
Miguel Aldana, un exdirector de Interpol México fue muy amigo de Luisito Rey y de Marcela Basteri, papás de Luis Miguel. Captura de video

El exjefe de Interpol también dio a conocer que en varias ocasiones usó sus influencias para sacar a Luisito Rey de la cárcel cuando lo detenían por sus vicios y que evitó que Marcela tuviera intimidad con Arturo ‘El Negro’ Durazo, jefe de la policía capitalina de aquel entonces.

“(Luisito Rey) quiso meterla con Durazo, yo me opuse. Llegué, se la quité varias veces, no la dejé que estuviera con él”, dijo.