AFP .31 julio

Un exentrenador de fútbol británico, ya condenado por actos pedófilos a decenas de víctimas, se declaró culpable este viernes de otras nueve agresiones sexuales.

Barry Bennell, de 66 años, entrenó a equipos de jóvenes en varios clubes, entre ellos el Crewe Alexandra (actualmente en la 4ª división inglesa), el Manchester City y el Stoke City. El escándalo provocado por sus agresiones suscitó una ola de denuncias en el mundo del fútbol.

Barry Bennell entrenó equipos de divisiones inferiores del Manchester City y el Stoke City. BBC
Barry Bennell entrenó equipos de divisiones inferiores del Manchester City y el Stoke City. BBC

Se ha declarado culpable de tres violaciones y seis atentados al pudor contra dos personas entre 1979 y 1988. Las víctimas tenían entre 11 y 14 años en el momento de los hechos.

Comparecía ante la justicia por videoconferencia desde la prisión de Littlehey, en el sudeste de Inglaterra, donde cumple una pena de 30 años tras haber sido juzgado culpable en 2018 de abusos sexuales a 12 muchachos a los que entrenó entre 1979 y 1991.

Hace dos años, la policía había estimado que Bennell podría haber agredido a más de un centenar de víctimas.

"Usted es el diablo encarnado", le dijo el juez Clement Goldstone al condenarle en 2018. "Ha robado la infancia y la inocencia" a las victimas "para satisfacer su propia perversión", añadió.

Antes de esto, Barry Bennell había pasado ya 15 años en prisión por otras tres condenas por hechos similares, cometidos sobre otras 16 víctimas.