Erick Quirós.7 junio
William espera seguir compitiendo hasta que el cuerpo aguante. Erick Quirós.
William espera seguir compitiendo hasta que el cuerpo aguante. Erick Quirós.

Cuando William Sunsing se topa a algún excompañero o a un rival al que enfrentó durante su carrera como futbolista, nunca faltan las bromas de algunos que ahora están flacos, panzoncillos o “sin” nalgas, quienes le dicen que seguro se inyecta hormonas de pollo y muchos otros comentarios.

Esto por lo grandote y musculoso que se volvió el exdelantero desde que dejó las canchas, hace unos cinco años.

“Unos me molestan mucho, me dicen que si son hormonas de pollo y otros me dicen que si es bótox. Yo por dicha recibo lo bueno y lo malo lo desecho, eso no me afecta. Entre mejor me vea y me sienta, me demuestro a mí mismo que sí se puede, a mis 42 años me siento como uno de 15”, comentó.

Sunsing se prepara para enfrentar dos competencias de fisicoculturismo este año. La primera será en julio, en el campeonato nacional. La segunda es en noviembre, como parte del Summer Fitness en la categoría Men Physique, donde se enfrentará al exparticipante de Combate, Rándall Casanova.

Sunsing ya no es el
Sunsing ya no es el "flaquillo" de antes. Erick Quirós.
Desde chiquillo

El exmundialista de Corea y Japón 2002 tenía el gusto por las pesas desde carajillo, pero fue hasta que se retiró de las canchas que se metió de lleno en ese ambiente.

“Yo veía a Arnold Schwarzenegger y a otros musculosos y quería ser así, pero la pasión por el fútbol fue más. Eso sí, era de los pocos futbolistas que usualmente hacía pesas varias veces por semana porque nunca me gustó que me dijeran flaco, era como un complejo.

"También cuando estuve en Europa descubrí que allá la parte muscular es muy importante”, aseguró.

El exjugador contó que tenía que hacer pesas a escondidas porque a los preparadores físicos no les gustaba que lo hiciera.

“Hace tres años me metí por completo, me puse a prepararme. Siempre me he cuidado en comidas y ejercicio, pero ya después me metí a entrenar bien. En el segundo año gente muy profesional me dio más consejos y ahora ya me metí a competir, ya tuve una competencia profesional (Jacó Beach Bodies 2019) en donde quedé de segundo lugar”, contó.

Es tanta la pasión por las pesas y el ejercicio que está inscrito en cuatro gimnasios diferentes: Las Américas en Hatillo, Iron Life en San Rafael de Desamparados, Impulse en Alajuelita y Blue buffalo en Taras de Cartago. Es decir, anda dejando sudor por casi todo el país.

“La gente piensa que es solo pesas y no, es disciplina, alimentación, sacrificios. Hay que dedicar mucho tiempo, yo solo descanso un día por semana y entreno hasta dos veces por día. Como en el fútbol, el sacrificio es grande, pero la recompensa es grande”, contó.

Ya no mejenguea porque no le hace mucha gracia. Se dedica por completo al ejercicio y da charlas de motivación, también tiene academias de fútbol.

Ha tenido que decirle no a los postres, al arroz cantonés, al pollo frito y al pan, porque sabe que es comida que no ayuda para nada. Eso sí, apenas termina una competencia se da el gusto.

“Me gusta motivar y que vean mis músculos porque así quieren hacer lo mismo, es un estilo de vida que para muchos es una carga, pero para mí es un gusto”, dijo.

Casanova siempre se mantiene en forma. Cortesía.
Casanova siempre se mantiene en forma. Cortesía.
A ponerle

Mientras que Casanova, de 34 años, dice que por ahora no se ha puesto a entrenar de lleno de cara al concurso, la próxima semana lo hará con la ayuda de nutricionista y entrenador personal.

La ventaja, según él, es que como siempre ha hecho ejercicio su cuerpo está más acostumbrado y en un par de meses puede lucir como quiera.

“Todavía falta tiempo, pero creo que para mí es fácil. Siempre he hecho pesas entonces tengo el músculo maduro. Una vez que me ponga a entrenar voy a apuntar alto, sin quitarle mérito a los demás, pero si me metí es para ganar”, dijo el excombatiente.

Desde que salió del programa de concursos de Repretel, Casanova se ha dedicado a varios negocios que tiene y asegura que a cuatro años de haber dejado las pantallas, la gente todavía lo reconoce y le recuerda ese paso por Combate.

El excombatiente hace ejercicios desde carajillo. Cortesía.
El excombatiente hace ejercicios desde carajillo. Cortesía.

“Es bonito, siempre me vienen a saludar y me recuerdan, también he intentado estar vigente. Me han invitado a De boca en boca y La Gozadera, creo que eso ayuda. Ahora este concurso también puede abrirnos las puertas a más proyectos y patrocinios”, comentó.

El concurso será el próximo 15 de noviembre en Pepper disco club en Zapote.