Por: Agencia AFP.  14 febrero
Manuel Sandoval ha llevado su vida de la mano de José José. AFP
Manuel Sandoval ha llevado su vida de la mano de José José. AFP

El mexicano Manuel Sandoval es fanático desde niño del cantante José José y a los 34 años mantiene su pasión intacta, en momentos en que el “Príncipe de la Canción” se encuentra hospitalizado en Miami.

José Sosa Ortiz, verdadero nombre del artista, y quien ha vendido más de 129 millones de discos durante medio siglo de carrera, fue internado la semana pasada, pero ´dias antes hubo especulaciones sobre su paradero y su estado de salud, lo que alarmó tremendamente a sus fans.

Manuel trata de no dejarse arrastrar por el pesimismo, aunque rápidamente se le enrojecen los ojos cuando piensa en su debilitado ídolo de 69 años. “Tantas cosas he vivido con él, para él y junto a él”, comenta en casa de su padre, en el sur de Ciudad de México.

La variedad de artículos es impresionante. Foto AFP.
La variedad de artículos es impresionante. Foto AFP.

Viste una camisa roja impecablemente planchada que lleva estampado el nombre del intérprete de “Voy a llenarte toda” y “Gavilán o paloma”.

Tiene un programa de radio que transmite por internet sobre la vida y canciones de su ídolo y lo imita todos los viernes en un bar del centro de la Ciudad de México.

Manuel vio por primera vez a José José en un concierto en el año 2000 y se ha reunido decenas de veces con él después de sus conciertos o en reuniones privadas con otros fans, pero podría decirse que antes de nacer ya estaba destinado a desarrollar la veneración por su música.

Sus dos abuelos, con los que escuchaba desde los 8 años a José José, tocan el violín e integraban la orquesta que acompañó al artista cuando interpretó por primera vez en público “El Triste”, en 1970, momento que marcó su exitosa carrera.

Tiene un museo.

La modesta casa paterna de Manuel, que se refiere cariñosamente al cantante como “José”, está repleta de fotos, objetos y alusiones a su música. Orgulloso dice que lo ha felicitado telefónicamente en algún cumpleaños. “José ya es de la familia”, comenta el fan de gruesa voz.

Como cualquier seguidor de un cantante, Manuel posee toda la discografía en LP, CD’s y en casetes, pero además mandó imprimir la foto de José José en un par de zapatos.

Corbatas, ejemplares repetidos de la biografía del cantante, una copia de un LP sencillo hecho en Rusia, y hasta una máscara del rostro del intérprete, forman parte de su enorme colección.

Hasta en los cachos, la imagen del artista está presente.AFP
Hasta en los cachos, la imagen del artista está presente.AFP

Para él, ser uno de sus fans más entregados le ha dejado “muchos amigos”. Actualmente la mayoría de sus amigos los conoció por él, ya sea en conciertos o en clubs de fanáticos.

“Si en algo me enorgullezco es de mi colección (tan amplia) de autógrafos”. No exagera. Tiene firmados cientos de boletos, invitaciones, fotografías, carteles de sus películas. “Para Manuel con olor”, le escribió su ícono en la caja de una loción llamada “José José”, de edición única inspirada en el artista.

Pero el seguidor no duda en señalar a una pared del cuarto cuando se le pregunta cuál es su objeto más preciado. En su portatrajes original, cuelga de esa pared una bata de satín café oscuro con pequeños círculos blancos y forro anaranjado.

José José se la regaló en 2008 y dice que al hacerlo el cantante enfatizó que “esa bata la usó mucho” tras los conciertos, bañado en sudor.