Ileana Vargas.6 agosto, 2019

El cantante Tipí Royes está en una pura contentera porque su hija Nicole, quien tiene discapacidad auditiva, viajará a Italia para representar a Costa Rica en un concurso de belleza.

Nicole es la cumiche del cantante Tipi Royes. Instagram
Nicole es la cumiche del cantante Tipi Royes. Instagram

La joven, de 24 años, fue seleccionada para concursar en Miss Deaf Stars (Señorita Estrella Sorda) que se realizará del 1 al 11 de noviembre al otro lado del charco.

En la competencia participan unas 30 mujeres que representan diferentes países como Suecia, Canadá, Alemania y España, entre otros.

Tipí, quien es uno de los cantantes principales de la popular agrupación Marfil, comentó que la noticia de su elección lo sorprendió mucho, sobre todo porque Nicole nunca ha modelado.

“A diferencia de Hilda, quien estuvo muchos años en el modelaje, ganó Miss Hawaiian Tropic 2007 y hasta fuimos con ella a Las Vegas al certamen internacional, Nicole nunca ha trabajado como modelo”, detalló el artista.

Por eso conversamos con doña Jeannette Flores, esposa de Tipí y mamá de Nicole, quien nos contó cómo fue que la cumiche de la familia fue elegida para lucirse en las pasarelas italianas.

La pareja tienen cinco hijos, los menores son Nicole y su hermano mellizo, Christopher.

Alegría familiar

De seguro más de uno se preguntará cómo fue que Nicole, sin ser modelo, ahora concursará en uno de los certámenes de belleza para hombres y mujeres sordos más populares a nivel internacional.

Tipí está muy orgulloso de que su hija participe en el concurso.
Tipí está muy orgulloso de que su hija participe en el concurso.

Flores explicó que su hija es amante de la fotografía y con frecuencia comparte fotos en su cuenta de Instagram. En una que va y otra que viene, los responsables del concurso dieron con Nicole en esa red social y le consultaron si le interesaría participar.

“Ella siempre quiso ser modelo, incluso lo intento varias veces. Fue a varios casting, pero por su discapacidad auditiva nunca se dio. Pero su sueño era ese, ser modelo, más que creció viendo a su hermana Hilda en eso. Ella la admiraba mucho y quería ser modelo como ella”, expresó Flores.

Cuando se enteraron de la posibilidad, sus papá le dieron ánimo para que aprovechara la oportunidad que siempre había pedido.

“Para participar debía enviar fotos completamente al natural, sin nada de maquillaje. Luego los del concurso hacían una selección y nos avisaron hace pocos días que oficialmente era una de las participantes”, detalló la orgullosa mamá.

Además de participar en Miss Deaf Stars, las aspirantes a la corona tendrán la oportunidad de lucirse en la pasarela del International Deaf Fashion Week en la localidad de Gallipoli, en Apulia de Italia, el 8 de noviembre.

“Nicole lo que me dice es que ella con solo ir ya se siente ganadora, que se siente grande", reveló.

Empiezan las carreras

Ahora la familia está viendo cómo se la juega para que Nicole lleve a Italia todo lo que necesite y luzca como una reina.

Jeannette explicó que la lista de ropa y accesorios que envió la organización del concurso es larga.

“Piden ropa casual de moda, vestidos de gala, de baño y accesorios. Pero ahora lo que nos preocupa más es el traje típico. Tocamos la primera puerta y nos dijeron que no, así que estamos buscando a alguien del medio que nos asesore y nos ayude con el diseño y todas esas cosas", indicó Flores.

La belleza es un asunto de familia. Hilda fue Miss Hawaiian Tropic 2007. Archivo GN
La belleza es un asunto de familia. Hilda fue Miss Hawaiian Tropic 2007. Archivo GN

Además, está el tema de los boletos aéreos.

“La organización recomienda que por la discapacidad auditiva de los concursantes es mejor que viajen con acompañante, para facilitar el paso por los aeropuertos. Así que tenemos que ver también el tema de los tiquetes para poder ir con ella”, mencionó la mamá.

Desde chiquitica

Doña Jeannette contó que desde que Nicole tenía 3 añitos se percató de sus problemas para escuchar.

“Fue muy raro, ella nunca se enfermó ni nada, en el hospital nunca nos lograron explicaron por qué se dio. Solo una vez me dijeron que seguro al nacer se le metió líquido amniótico y eso le dañó el oído medio”, recordó.

Nicole, quien trabaja en la empresa de venta de repuestos T.R.A.A., usa audífonos para ayudarse a escuchar sonidos, principalmente para estar alertar cuando anda en la calle. Mientras que para comunicarse se la juega leyendo los labios y su mamá se la juega haciendo de intérprete por medio del lenguaje de señas.