Erick Quirós.2 diciembre, 2020
El hombre siente que su muñeca tiene alma. Infobae.
El hombre siente que su muñeca tiene alma. Infobae.

La historia es insólita y deja a la gente con la boca abierta. Yuri Tolochko, un popular fisicoculturista y actor ruso, se “casó” con Margo, su muñeca de silicona fabricada originalmente con fines sexuales.

El hombre se había comprometido con la muñeca en 2019 y ahora le llegó la hora de consolidar la relación en el altar. Yuri dijo que su romance con la muñeca inflable floreció durante la cuarentena y nadie se lo cuestiona.

Pero lo que parecía un juego para llamar la atención en sus redes sociales, se hizo realidad. Tolochko cumplió y celebró su amor por Margo con una gran fiesta de casamiento en la que no faltó nada.

Sus 47 mil seguidores fueron testigos, de alguna manera, también estuvieron como invitados en el día más feliz de su vida.

Describiéndose a sí mismo como un “maníaco sexy” en Instagram, Tolochko comparte imágenes del estilo de vida romántico de la pareja mientras toman un baño, disfrutan de paseos al aire libre o se quedan en la cama. En una publicación, escribe: “Las parejas necesitan hablar menos y conectarse más”.

“Con tiempo y experiencia, Margo y yo nos dimos cuenta de que se necesitan más que palabras para tener una conversación. Tu pareja sin duda se merece lo mejor, pero tienen que hacer su parte”, dice en uno de sus posteos.

Al contar cómo comenzó su relación, Yuri dijo que conoció a Margo en un club nocturno cuando la rescató de las manos de otro hombre.

El coronavirus retrasó su boda, la cual programaron para de marzo y luego fue pospuesta por segunda vez cuando Yuri fue atacado durante una manifestación en la ciudad de Almaty, dejándolo con una conmoción cerebral y la nariz rota.

“Hace unos meses comencé a usar una imagen femenina para las actuaciones. Llamé a este personaje Amanda. A través de esta imagen, transmito ciertas ideas en nuestra sociedad. Así que fui golpeado”, dijo.

Sobre su relación no le da pena contar detalles.

En Kazajstán, la boda podía celebrarse legalmente, ya que se consideraba que ambos cónyuges eran hombres y mujeres mayores de 18 años que habían dado su consentimiento.

El apasionado amante contó cómo decidió que Margo debía someterse a una cirugía plástica a principios de este año.

”Cuando le presenté su foto al mundo, hubo muchas críticas y ella comenzó a desarrollar un complejo por lo que decidimos hacernos una cirugía plástica”.

“Fue en una clínica real con médicos reales. Ella ha cambiado mucho. Al principio, era difícil de aceptar, pero me acostumbré”, concluyó.