Por: Erick Quirós.   17 enero
Doña Roxana ha sido muy acompañada por su hijo y por su nuera Cindy Villalta. Fotos Melissa Fernández

En los últimos días Ítalo Marenco ha tenido que echar mano de su más profundo profesionalismo para salir en la pantalla de tele.

El presentador de Giros, de Repretel, pasa por un momento bastante duro porque está mal de salud su mamita, doña Roxana Campos.

Según contó el macho, la actriz de 74 años está a la espera de unos exámenes para ver si empieza tratamiento lo más pronto posible contra un cáncer de pulmón.

Ítalo ha tenido que poner buena cara aunque por dentro esté sufriendo. Instagram.

La dura noticia la recibieron a finales del año anterior mientras Ítalo era presentador en las transmisiones de toros.

El día de la última transmisión Marenco aprovechó para mandarle un mensaje desde lo más profundo de su ser a su mamita, pero sin dar detalles de lo que ocurría.

En estos días el también actor visitó la basílica de Cartago para pedirle a la Negrita por su madre.

Ítalo nos abrió su corazón y nos contó un poco sobre el momento que vive la familia.

Gran actriz
Doña Roxana tiene una amplísima trayectoria en el medio teatral de nuestro país. Ha ganado premios nacionales por sus excelentes actuaciones en teatro y otros reconocimientos por la escritura de tres obras. En tele ha tenido apariciones en series como La Pensión, entre otras.

–¿Qué es lo que tiene su mamita?

Todo indica que tiene cáncer de pulmón, por ahora estamos esperando los resultados de la biopsia para ver qué tan invasivo es y si necesita radiofrecuencia o quimioterapia.

–¿Cómo se dieron cuenta?

Fue algo muy repentino porque yo estaba en los toros y me dijeron que mi mamá estaba ahogándose, entonces la llevamos a hacer un TAC y vimos que aparecía una mancha y ahí fue donde el doctor nos indicó que podía ser cáncer. Es algo que se dio hace poco y ya la pasaron como prioridad en el hospital Calderón Guardia y también hemos contado con el apoyo de la clínica Jerusalén.

–¿Cómo hizo en ese momento para seguir trabajando?

Es muy duro porque uno intenta levantar el alma a la gente y ser positivo cada mañana o en cada transmisión, pero tal vez con el corazón despedazado. Ahí es donde entra la cabeza y hay que tratar de hacer un lado lo que vive al menos por el ratito que se está en pantalla.

Ítalo le pidió a la virgencita por su mamá. Instagram.

–¿Cómo se ha sentido después de eso?

Que me toquen a mi familia es algo durísimo para mí y sí paso con la mente en ella (la mamá), paso preguntando si está bien, hay algunos días en que no. Es un proceso que muchas familias viven, pero es muy duro.

–¿Qué le ha pedido a la gente que lo sigue?

Yo creo mucho en el poder de la oración y aunque muchas personas no saben lo que pasa oran por mí. Siempre digo que tengo una segunda familia ,que es la gente que quiere a mi esposa y a mi hija y que me desea lo mejor y eso me reconforta porque este es el momento en que más lo necesito.

–¿Cómo se encuentra ahorita su mamá?

Ella está positiva, esperando los resultados para empezar a luchar. En cuanto a salud, ella es muy activa y le gusta ir a caminar a la UCR (en San Pedro de Montes de Oca), ahora no puede hacerlo tanto porque se ahoga, pero está esperanzada de salir adelante, nosotros somos los que a veces nos sorprendemos porque ella siempre ha sido muy independiente y ahora nos dice que lleguemos (a la casa a verla o a ayudarle) pero todo es parte del proceso.

–Hace unos días usted publicó que sus tardes son para cuidar a su hija Irene, supongo que ahora también van más donde su mamá...

Por suerte hay ese chance, yo tengo bastante trabajo pero me turno con Cindy (la esposa) el cuido de la bebé y ahora de mi mamá también.

–¿Cómo está su papá (Álvaro Marenco) con todo esto?

Él la apoya en todo lo que necesita, trata de estar pendiente de lo que pase con ella.

–¿Cuándo les dirán del procedimiento a seguir?

La otra semana ya sabemos cómo va la procesión y es algo que ya uno necesita saber porque pasa con el corazón hecho un puño.

–Vimos que fue donde la Virgen de Los Ángeles a pedir por su mamá, ¿siempre ha sido así de creyente?

Sí, fui a entregarle a mi mamá porque sé que la Virgencita es la que la va a sanar. Yo creo en sus milagros porque le he pedido otras cosas y siempre me las ha dado y sé que esto no va a a ser una excepción.