Francesca Chinchilla.9 marzo

La modelo Karina Ramos despertó las reacciones de sus miles de seguidores en Instagram con una foto de espaldas en traje de baño donde muestra el antes y el después de su cuerpo.

La intención de la exreina de belleza fue reflexionar sobre las imperfecciones de su cuerpo y cómo ha logrado superarlas a punta de disciplina, amor propio y buena energía.

La modelo mostró que con disciplina se pueden conseguir resultados. Foto: Perfil público de Karina Ramos en Instagram
La modelo mostró que con disciplina se pueden conseguir resultados. Foto: Perfil público de Karina Ramos en Instagram

La primera imagen muestra a la modelo más flácida, con celulitis y rollitos en la espalda, como ella misma lo destacó en su publicación. Esa foto fue tomada en la semana de la moda de Los Ángeles, Estados Unidos, (aunque no especificó la fecha) y para ese entonces su cintura medía 74 centímetros, hoy 10 cm menos.

“La energía que nuestro cuerpo tiene cuando nos cuidamos nos da muchas herramientas para que nuestro día sea productivo y feliz”.

Para tonificar su cuerpo, aseguró que hizo un balance en las comidas que ingiere a diario y subió la intensidad a los ejercicios.

Aprovechó para dejarle una reflexión a los seguidores que desprecian sus cuerpos por ‘no ser perfectos’.

“Paso a paso uno construye su disciplina. A veces no es algo que se trae. Esto no significa que nunca puedan comer pecaditos, significa que hay que aprender cuándo sí y cuándo no por nuestro cuerpo, nuestra salud; por nuestros proyectos y nuestros sueños”, escribió.

Tras la publicación de la reina de belleza, muchos seguidores destacaron la disciplina y constancia de Ramos. Además, su valentía por mostrarse tal y como es, enseñando a las personas a no avergonzarse de sus cuerpos.