Redacción .7 agosto
Kim Kardashian y Kanye West la están sufriendo como la mayoría de tatas. AFP
Kim Kardashian y Kanye West la están sufriendo como la mayoría de tatas. AFP

Kim Kardashian y Kanye West están tratando de salvar su matrimonio en privado. Esto no significa que el rapero se dará por vencido en buscar la presidencia de Estados Unidos, una idea que no convence del todo a la empresaria.

A pesar de que hace más de una semana ella le pidió a su esposo que no regresara a Los Ángeles, California, hasta que se sintiera listo, la pareja se fue a un remoto destino del Caribe. De acuerdo con lo que una fuente anónima le reveló a la revista People, los Kardashian-West se encuentran vacacionando en la República Dominicana, alejados de las cámaras, para poder resolver los problemas matrimoniales que han tenido.

“Decidieron viajar juntos para estar en privado”, reveló la fuente, quien también dijo que ella se encuentra exhausta.

Sin embargo, un tema que el productor de 43 años dejó en claro, es que seguirá su búsqueda por entrar en las boletas de las elecciones del próximo noviembre, según Infobae.

La misma revista publicó la semana pasada que cuando Kardashian viajó a Wyoming, estaba lista para decirle a West que su matrimonio ya habría terminado. Esto debido a que ella siente que su esposo no la ha escuchado, por lo que llegó a un punto de quiebre en su relación.

“Ella siente que ha intentado de todo y no está recuperando lo que necesita de Kanye. Llegó al punto de volar hasta Cody para informarle que básicamente su matrimonio había terminado y decirle adiós”, reveló una fuente diferente.