Farándula

Laura Bozzo dejó de ser una prófuga para la justicia mexicana

La presentadora Laura Bozzo pagó una parte de la deuda fiscal que tiene como garantía

“De haber ido a prisión, estaría muerta”, aseguró Laura Bozzo luego de permanecer más de tres meses escondida para evitar la orden de arresto por el delito de evasión fiscal que pesaba en su contra.

El pasado 11 de agosto, la presentadora peruana debía ingresar en la prisión de Santiaguito, en Acapulco, México, pero nunca lo hizo, lo que provocó que la Fiscalía General de la República emitiera una ‘ficha roja’ a la Interpol para buscar a la fugitiva en más de 190 países.

No obstante, dicha orden quedó sin efecto el pasado lunes, cuando Bozzo realizó el pago de una parte del monto defraudado y salió de su escondite compartiendo su testimonio en redes sociales y dando entrevistas en medios de comunicación.

“No estaba escondida en casa de nadie, estaba en un lugar en México, nunca me he movido del país y nunca lo haré (...). Simplemente protegí mi salud y, gracias a Dios, la justicia mexicana me dio la oportunidad de comparecer. He ido al juzgado a hacer un pago y me dieron la suspensión definitiva”, dijo.

Según publicó el Mundo.es, Bozzo habría pagado ya 2.600.000 pesos (más de 77 millones de colones) como garantía, de los 13 millones de pesos (más 405 millones de colones) que las autoridades le reclaman por haber vendido de manera fraudulenta una vivienda, cuando sobre esta pesaba una orden de embargo por deudas previamente contraídas por la presentadora.

A falta de que las partes lleguen a un acuerdo final, el ingreso en prisión de uno de los rostros más reconocidos de la televisión mexicana ha quedado suspendido.

“El problema es una auditoría del 2012 que se manejó muy mal. El contador que yo tenía se olvidó de poner mi dirección. No es que yo haya evadido, sino que fue una auditoría donde yo pagaba triple tributación, ahí me metí en un lío enorme, pero todo esto se va a aclarar. Básicamente el problema es de los contadores y mío por no haberme ocupado”, explicó la expresentadora de ‘Laura en América’.

Los abogados de la periodista trataron por todos los medios de impedir su ingreso en prisión hasta la celebración del juicio alegando problemas de salud, pero su petición fue rechazada.