Se trata de Melissa Nosti, de North Ryde en el norte de Sídney, quien tuvo relaciones sexuales con un estudiante en la escuela en la que solía trabajar como asistente en 2010

Por: Erick Quirós 26 octubre
La australiana Melissa Nosti pasó una semana en la cárcel. Clarín.

Una mujer australiana de 33 años que tuvo relaciones sexuales con un joven de 15 en la escuela en la que trabajaba, pasó solo una semana detenida a pesar de ser sentenciada a año y medio de cárcel.

En las últimas horas fue puesta en libertad bajo fianza.

Se trata de Melissa Nosti, de North Ryde en el norte de Sídney, Australia, quien tuvo relaciones sexuales con un estudiante en la escuela en la que solía trabajar como asistente en 2010, según informó El Clarín.

La mujer, exazafata de una aerolínea australiana ya desaparecida, fue condenada 18 meses de cárcel con un período de seis meses sin libertad condicional después de declararse culpable. Pero quedó libre a las pocas horas.

El abogado de la abusadora le dijo al tribunal local que Nosti tenía “bajo riesgo” de reincidencia, según el informe de un médico y que logró conseguir un empleo.

“Ella tuvo un historial laboral después de esto. Ella estaba en la industria de las aerolíneas”, dijo el abogado, informó Daily Telegraph.

Sus condiciones de libertad bajo fianza incluyen desbloquear el celular y dar la contraseña a la policía cuando se la pidan, no puede contactar a la víctima, ni tampoco quedar al cuidado de menores de 16 años.

Las leyes australianas están en el ojo de la tormenta en relación a cómo se tratan los casos de abusos de menores. Otro caso que conmovió a la sociedad: el suicidio de una niña de 11 años ante la libertad de su abusador.

El hombre, con numerosos antecedentes por abuso de menores, fue detenido pero fue puesto en libertad en cuestión de horas. Una decisión que fue ratificada por un juez, a pesar de que la niña afirmaba que había abusado de ella entre 2014 y 2020 y al sentirse insegura tomó esa fatal decisión.