Farándula

María Teresa Rodríguez sobre accidente: “Entré en shock, estaba desesperada y con un dolor increíble”

La exmiss Costa Rica sabe que si le quedan cicatrices, serán para recordarle que está viva

escuchar audio Escuchar este artículo

María Teresa Rodríguez sabe que si le quedan cicatrices por el accidente que sufrió, serán solo para recordarle que está viva.

La miss Costa Rica 2008 regresó este lunes a trabajar a Giros, con la misma sonrisa y energía que la caracterizan, a pesar de recién haber vivido días bastante complicados.

Tere sufrió un accidente el lunes de la semana pasada, cuando un pichel de vidrio con agua hirviendo le explotó en las piernas, quemándoselas en la parte de los muslos. Por suerte andaba con jeans, que de alguna manera la ayudaron para que las heridas no fueran más delicadas.

Aunque todavía sigue con las quemaduras expuestas, Tere no quiso aflojar con su trabajito, se puso un vestido espectacular y se fue a presentar la revista matutina de Repretel.

Sus compañeros Rafa Pérez e Ítalo Marenco la recibieron con los abrazos abiertos, ambos subieron historias a sus redes sociales dándole la bienvenida, incluso el macho le dio un besito en la pierna de Tere para que se recupere más rápido, el legítimo “sana, sana, colita de rana”.

Rodríguez aseguró que está tranquila y cuidándose muchísimo luego del susto más grande que se ha llevado en su vida.

- ¿Cómo está después de esa semana que estuvo fuera?

Aquí vamos, con paz y tranquilidad, sí fue el susto más grande que me he llevado en mi vida, pero aquí vamos. Ha sido un mes fuerte, hace 22 días me encontraron en unas pelotitas en el seno izquierdo y me tuvieron que hacer una biopsia y eso es una carga emocional pesada, pero también puedo decir que es un mes con muchas bendiciones, gracias a Dios, por mi trabajo, porque tengo nuevo apartamento y estoy con varios proyectos más.

- ¿Ya le dieron el resultado de la biopsia?

Sí, pero todo es benigno, gracias a Dios. El detalle es que mi abuela paterna tuvo cáncer de seno y había un 50 por ciento de posibilidades, fue un susto grande, pero estuve positiva y encomendada a Dios y gracias a Él estoy sana.

- ¿Qué fue lo que ocurrió exactamente en el accidente?

Llegué a la conclusión de que me pasó por tener la cabeza en otro lado. Como me pasé de apartamento, el lunes pasado tenía muchas cosas que hacer porque me ponían el cable, la luz, entonces estaba haciendo cosas por inercia, no estaba poniendo atención en lo que estaba haciendo.

Puse a hervir agua, que es algo que normalmente hago y lo hice tontamente. Cuando la vertí en el pichel de vidrio se reventó, era un litro de agua y todo me cayó encima, en la parte de los muslos. Gracias a Dios no pasó a las partes nobles porque estaría hospitalizada, ni tampoco me corté yo o mis sobrinos, que no estaban ahí.

- ¿Cómo están las piernas ahorita?

Están complicadas, quemadas. El martes que me quité las vendas para hacerme el lavado fue un momento muy duro, empecé a llorar como una chiquita porque fue muy impactante verme las piernas, día a día queda esa impresión, pero ya me hice la idea de que van ir sanando poco a poco.

- ¿Qué hizo en el momento en que pasó el accidente?

Estaba sola, llamé a la doctora Catalina Calvo, que es una buena amiga, también a mi mamá y a mi jefa para decirle que no podía ir al otro día.

Después llamé a un vecino y me llevó crema, me ayudó y terminamos en el hospital para que me hicieran la limpieza. En el hospital más bien me dijeron que cómo me puse un pantalón porque las llagas estaban bastante grandes.

De hecho, hablando con una amiga, me decía que cómo no me desmayé y le dije que si lo hacía nadie me iba a poder ayudar.

- Eso fue algo que dijo en su momento Natalia Rodríguez, cuando le pasó lo del accidente casero en que se cortó las piernas con una puerta de vidrio...

Sí, de hecho ella me escribió, de verdad que fue muy linda, me dijo que sabe muy bien lo que estoy pasando, al igual que Maricruz Leiva, que también pasó por algo feo. Ellas comprenden lo mucho que duele esto.

Creo que hay que mantenerse sereno, mi cuerpo entró en shock, estaba desesperada, con un dolor increíble y temblaba muchísimo, yo no me puedo imaginar cuando eso le pasa a un niño, con la piel tan delicada que tienen en todo el cuerpito.

- ¿Cuáles tratamientos lleva?

Gracias a Dios el doctor Mario Alvarenga me está ayudando con la cámara hiperbárica, que trato de ir al menos tres veces por semana, es oxigenación al cien por ciento y me ayuda a la hidratación de la piel, también estoy con cremas para seguir sanando.

- ¿Cómo se sintió al regresar a Giros?

Tranquila, todos estuvieron muy atentos de lo que necesitara y yo les agradezco a todos mis compañeros porque me hicieron sentir muy bien. Yo estoy positiva de que voy a sanar y si me quedan cicatrices van a ser un recordatorio de que tengo que prestar atención a lo que estoy haciendo y de que estoy viva.

- Entonces va a pasar un tiempo para verla de nuevo en traje de baño...

(Risas) Pues pondré fotos viejas o en pantalón, no queda de otra.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.