Silvia Núñez.15 febrero
Juan David le propuso matrimonio a la presentadora en un viaje que hicieron a Budapest, Hungría, en el 2017. Cortesía
Juan David le propuso matrimonio a la presentadora en un viaje que hicieron a Budapest, Hungría, en el 2017. Cortesía

La modelo Marianela Valverde puede dar fe de que el tiempo todo lo cura y que las personas le pueden dar una nueva oportunidad al amor.

La expresentadora del programa “Combate” se casará por segunda vez dentro de cinco meses, tras dejarse conquistar por el galán colombiano Juan David Cardona, quien tiene más de 16 años de vivir en Tiquicia.

Nela, como le dicen de cariño, le contó a La Teja algunos de los detalles sobre cómo será su gran boda, que por cierto, se realizará en Medellín, Colombia, de donde es originaria la familia del afortunado que conquistó su corazón.

La pareja ya tiene un poco más de tres años de estar juntos, pero la guapa reconoció que al galán le costó mucho convencerla para que aceptara salir con él.

–¿Cómo se conocieron?

– Fue en el 2015, ya que yo tengo una empresa de productos saludables con base en semillas y como él es deportista, nadador, buscaba un snack que fuera saludable, por lo que empezó a comprarme productos a través de mi página Nela´s Kitchen. Después de comprarme productos como por dos años y como era un buen cliente, le ofrecí ir a dejarle el pedido a Escazú, porque yo sabía que era de esa zona, para que se ahorrara el dinero de la mensajería. La primera vez que nos vimos fue algo rápido, así que no hubo química ni nada de eso.

– ¿Y qué pasó la segunda vez que se vieron?

La segunda vez que nos vimos fue porque yo le dije que tenía que ir a trabajar al hotel Intercontinental por lo que podía llevarle los productos, pero yo iba toda transformada porque iba para un evento, así que cuando él me vio se quedó hablando más de la cuenta (risas). Siento que esa fue la primera vez que algo pasó porque yo también le presté mucha atención. Recuerdo que pense: 'Es colombiano y no está tan mal’, porque yo pensaba que todos los colombianos eran feos.

– ¿Qué pasó después de es día?

– Él me invitó a salir, pero yo rechacé la invitación ya que tenía poco tiempo de haber terminado mi relación anterior y estaba muy dolida, realmente no quería nada con nadie. Pero en una salida que tuve con una de mis mejores amigas, Yahaira, ella me dijo que tenía que darme otra oportunidad, no a alguien sino a mí misma. Me recomendó salir con otras personas, porque yo ni salía y estaba completamente desilusionada de los hombres.

La pareja se comprometió en setiembre de 2017
Nela contó que la forma de ser del colombiano, tan detallista y alegre, la hizo enamorarse poco a poco. Cortesía
Nela contó que la forma de ser del colombiano, tan detallista y alegre, la hizo enamorarse poco a poco. Cortesía

– ¿Eso le pasó por lo de su divorcio?

– No, yo me separé y me divorcié (2012) y estuve sufriendo mucho, pero como a los cinco meses conocí a otra persona que fue mi novio durante tres años, pero la relación fue todavía peor. Había quedado curada y estaba en el proceso antihombres, con Baygon y todo (risas), porque no quería nada con nadie. Luego Juan David me invitó a salir como dos veces más, pero le decía que no.

Yo no creía en el amor construido, sino en el amor a primera vista y así ocurrió en las dos veces que me enamoré. Mi amiga Yahaira seguía insistiendo que yo tenía que darme otra oportunidad entonces le propuse a la primera persona que me invitara a salir le iba a decir que si. El primero que me invitó no fue Juan, sino otro muchacho pero por esas cosas de la vida nunca nos pusimos de acuerdo y cancelamos como tres veces hasta que Juan Da me invitó por tercera vez y le tuve que decir que sí.

“Él simplemente fue él, nunca aparentó ser lo que no era y eso a mí me encantó. Simplemente me sentí bien y me enamoré”, Marianela Valverde
El año pasado la pareja se vistió como los personajes de Aquaman para Halloween llamando la atención de todos por lo bien que se veían. Cortesía
El año pasado la pareja se vistió como los personajes de Aquaman para Halloween llamando la atención de todos por lo bien que se veían. Cortesía

– ¿Cómo fue esa primera cita?

– Le inventé que solo tenía una horita para almorzar porque tenía un compromiso. Pensé en cumplirle la promesa a mi amiga y chao. Hasta le dije a mi amiga que cuando había pasado la hora para hacer un papelón y decirme que me tenía que ir ya. Pero fue tanta la química, lo bien que me sentí con él, que el tiempo se nos fue volando y le tuve que poner un mensaje a mi amiga que ni me llamara. Me quedé con él, almorcé, tomé café y hasta cenamos, casi nos cierran el restaurante.

– ¿Cuándo empezaron a ser novios?

– Empezamos a salir e hicimos tanto clic que ya al mes de estar saliendo me invitó a ir a isla Tortuga. Yo pensaba que me había encontrado a un gran amigo, pero cuando estaba haciendo esnórquel me dijo que había encontrado algo en el fondo del mar y que me lo iba a traer, así que se sumergió y pensé que me traía una piedra, pero cuando venía subiendo me sacó un rotulito emplasticado que decía que si quería ser su novia. Casi me ahogo, pero al final le dije que sí. Le dije que sí a pesar de no estar enamorada porque mi mamá siempre me decía que el amor se construye y decidí hacerle caso a sus palabras.

“Al final el tiempo permitió que él sanara mis heridas, que me enamorara y que juntos construyéramos una relación. Es por eso que yo siento que las bases de nuestra relación son firmes y fuertes porque no vienen de una ilusión”, Marianela Valverde
Ellos lucen bien enamorados. Cortesía
Ellos lucen bien enamorados. Cortesía

– Ya están a un paso de la boda, ¿cómo van los preparativos?

Sí, la boda será en Medellín y es supercomplicado porque hay que estar coordinando todo desde lejos, pero me toca viajar por ahí de mayo, como por tercera vez, para terminar los últimos detalles. La boda es en julio, pero ya todo está elegido, es básicamente hacer pagos y tallarme el vestido que me lo va hacer una diseñadora de allá.

–¿Qué tienen planeado para ese gran día?

– Vamos a tener una mezcla de ambas culturas. Vamos a ofrecer comida tica así como actividades colombianas. Varias cosas serán para sorprender a los invitados, pero no va a faltar la música colombiana. Ellos tienen la costumbre de la hora loca (el carnaval) y bailan vallenato y toman aguardiente. Me parece que su celebración es más alegre que la costarricense.

Más barato en Colombia
La familia del novio es bastante grande por lo que la pareja eligió casarse en Medellín, ya que les salía más barato que viajara la familia de Nela a Colombia, porque es menos numerosa. Además, muchos de sus amigos en común aprovecharán para quedarse unos días más para conocer.
La pareja ha viajado varias veces a Colombia para planear todo lo de la boda. Cortesía
La pareja ha viajado varias veces a Colombia para planear todo lo de la boda. Cortesía

– ¿Y la ceremonia?

– Será por lo civil, pero espiritual al cien por ciento. Va a estar una especie de chamán, que es una persona muy espiritual. La ceremonia estará enfocada en cinco elementos, el agua, el fuego, la tierra, el aire y el amor, porque si no existe el amor ninguno de los otros tiene sentido. Yo me considero una persona budista y a Juan le encanta mucho el budismo, pero él no es una persona religiosa por lo que decidimos hacer algo más espiritual que religioso.

En realidad va a ser un matrimonio de una semana porque tenemos programado un paquete con paseos turísticos para muchos de los invitados, ya que la idea es hacer otras actividades junto con la familia.

– ¿Para dónde van de luna de miel?

– Como nosotros somos una pareja poco tradicional la luna de miel la vamos hacer antes (risas). En abril vamos para un crucero por los ríos más importantes de Europa y regresamos en mayo para terminar de planear la boda. Nos casamos en julio y si nos da el chancho haremos otro viaje en setiembre o octubre y de lo contrario hasta el otro año porque queremos ir a las islas griegas y tener así dos lunas de miel.

Juan David es empresario y practica la natación. Además, es bien aventurero y le gusta viajar mucho como a la modelo. Cortesía
Juan David es empresario y practica la natación. Además, es bien aventurero y le gusta viajar mucho como a la modelo. Cortesía