Farándula

Maricris Rodríguez: La sencilla y bella mujer que dejó su pueblo para llegar a Repretel

Maricris Rodríguez es la nueva presentadora de Giros, que dejó San Bernardino de Horquetas de Sarapiquí, en Heredia, para ser parte del programa

Escuchar este artículo

Una sencilla y bella mujer, llena de sueños y de ganas de comerse el mundo le dio un giro a su vida y dejó la comodidad que le daba su pueblo para probar suerte en la televisión.

Se trata de Maricris Rodríguez, la nueva presentadora del programa Giros de Repretel, quien esta semana debutó en la pantalla de la revista mañanera del 6.

Mari era vecina de San Bernardino de Horquetas de Sarapiquí, en Heredia, lugar donde todavía viven sus papitos. Ahora vive en Alajuela y poco a poco se va acomodando a las madrugadas que le exigen sus nuevas labores.

Esta es la primera vez que Mari, de 27 años, sale como presentadora de un programa. Anteriormente la abogada de profesión fue participante de concursos de belleza como Miss Costa Rica.

-¿Cómo llegó a Giros?

He estado en concursos de belleza y eso me dio la oportunidad de ir metiéndome a este mundo, hace un par de años hice un casting para un programa y ahí quedó, ahora que estaban buscando presentadora vieron esos videos y así fue que me llamaron.

-Supongo que fue una gran sorpresa...

¡Totalmente!, de hecho, cuando me llamaron estaba haciendo una escritura y no entendía bien lo que me decían, porque yo estaba en otras, luego me llamaron a una entrevista con la directora de Giros, después de eso fui a hacer unas pruebas y me seleccionaron.

-¿A quién le contó primero?

A mis papás, ellos se llaman Odilie Rojas y mi papá Amedo Rodríguez y estaban muy contentos, mi papá un poco más asustado, porque me tocaba venirme a vivir cerca del canal y la verdad es que tenía razón, porque fue un cambio completo de vida, imagínese que yo tenía una oficina en Sarapiquí y me tocó cambiar de casa, de trabajo y por eso todavía estoy en el proceso de adaptación, pero muy feliz y agradecida.

-¿Cómo es como persona?

Soy una muchacha de campo, muy estudiosa, me gusta mucho trabajar, soy muy apegada a mi familia y sencilla para muchas cosas. Para relajarme me gusta meditar y hacer ejercicios, me dan mucha energía, que de hecho tengo que retomar porque antes hacía en la mañana y ya no puedo.

-¿Cómo entró a los concursos de belleza?

Entré a Miss Guápiles hace diez años para elegir a la reina Costa Rica Intercontinental, era la eliminatoria regional, ahí gané y después fui al nacional y quedé de virreina, luego estuve en Señorita Pococí, Señorita Occidente, también en Miss Costa Rica Universo en el 2016 y en Miss Continentes Unidos, también fui Señorita Limón y actualmente soy la Reina internacional del Café.

-¿Quedó atrás eso o va a seguir concursando?

Voy a ir a ese concurso, que es enero, tanto la organización como Repretel están de acuerdo y yo creo que ya ese sería el último.

-¿Cómo han sido los primeros días en Giros?, ¿ya Ítalo Marenco le hizo bromas?

Él es supervacilón, me encanta trabajar con él, así como con Rafita (Pérez) y Patricia (Figueroa) y la gente de la producción, todos me han ayudado muchísimo para aprender, porque saben que es algo nuevo para mí, se siente como una familia.

-¿Qué le ha costado más?

Es un proceso que uno va llevando poco a poco, el día que hice la práctica no tenía idea sobre el guion o los términos de televisión, pero ahora los he ido aprendiendo, sé que no es fácil, pero hay mucha gente que me apoya.

-¿Qué siente que vieron en usted?

Mi forma de ser, soy una persona con la que cualquiera se podría identificar por el tema de que soy sencilla y hablo así, que a veces en los concursos no calzaba tanto, pero a mí nunca me ha gustado dar una apariencia de lo que no soy.

Alargarlo.Íntimo.Olla de carne.
Ahora que llegó a la tele, Mari quiere que su estadía se prolongue lo más que se pueda, pues siempre soñó con ser presentadora, pero como no se le había dado, ya se había resignado y enfocado en otras cosas.Maricris tiene dos hermanas más y dos sobrinas a quienes adora. También tiene novio.La sarapiqueña dice que lo que más extraña hasta ahora de su casa es la comida de su mamita, en especial la olla de carne, que le dio hace poco cuando fue a visitarla.
LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.