Silvia Núñez.22 abril
Maricruz espera que su libro le logre levantar el ánimo a otros. Foto: Alejandro Gamboa
Maricruz espera que su libro le logre levantar el ánimo a otros. Foto: Alejandro Gamboa

Maricruz Leiva está convencida de que Dios hizo un milagro en su vida ya que dice que la salvó de las garras de la muerte el año pasado, cuando estuvo muy grave en el hospital producto de una fallida cirugía estética.

Aunque en las últimas semanas ha contado su testimonio en diferentes medios de comunicación para prevenir que más personas sufran lo mismo que ella pasó, esto no ha sido suficiente, pues ahora piensa escribir un libro con esta dura historia y otras más que ha vivido, todo con el fin de llevar un mensaje de fe a todo aquel que lo quiera.

La periodista contó que ya tiene escrita una parte y que su intención es publicarlo, ya sea en papel o en digital (en un blog personal), en setiembre próximo, cuando se cumpla un año de la difícil prueba que pasó.

Vea todo lo que nos contó sobre este nuevo proyecto que la tiene muy ilusionada.

– ¿Por qué quiere plasmar en un libro lo que le ha pasado?

– Mucha gente me pide que le cuente todo mi testimonio y lo que pasa es que mi testimonio no empieza con esto último que me pasó (la fallida liposucción), que fue muy terrible, sino que va más allá, de tal vez unos 10 años para acá.

Mi testimonio empieza casi desde el 2008 y alguno dirá que por qué me pasan cosas tan malas, tan seguidas, que es mala suerte o cosas del destino, no sé, pero le puedo decir que en mi caso yo no lo llamo coincidencia porque de alguna manera más bien son “diosidencias”, que tienen que ver con Dios, y eso que me han pasado cosas muy malas.

Pero cada vez que me ha pasado una cosa mala inmediatamente me ha pasado algo muy bueno, más grande y mejor, que me ha sacado adelante, por eso es que yo digo que Dios ha sido más grande que el problema que he tenido.

– ¿Qué piensa contarle al lector?

– En el 2008 me empiezan a pasar cosas malas, si se quiere decir de esa forma, o no tan felices o buenas. Como por ejemplo, en mi casa se da un gran problema familiar, mi hijo se enferma gravemente en el 2014 (le diagnosticaron linfoma no hoding, que es cáncer en el tejido linfático, pero meses después fue dado de alta por los médicos), en el 2015 tenemos el accidente tránsito en Semana Santa (murió una amiga de la hija), en el 2016 mi mamá se enferma y le entra una bacteria en el hospital, ese mismo año mi hermana se enferma y estando en el hospital le entra una neumonía, son como muchas cosas que me empezaron a pasar muy fuertes.

Luego se viene esto de la operación en el 2018, donde pasé cosas duras, dolorosas a nivel físico y emocional, momentos terribles, pero en cada cosa terrible y dolorosa Dios se manifestó de una manera más grande y poderosa.

Dios fue más grande y poderoso que las cosas que yo pasé. Por eso digo que hay mucho que contar, no lo puedo decir en un día, tengo que sentarme a escribirlo.

Leiva contó que en su libro relatará el milagro que también vivió su hijo en el 2014 cuando se curó de un linfoma no hoding. Archivo
Leiva contó que en su libro relatará el milagro que también vivió su hijo en el 2014 cuando se curó de un linfoma no hoding. Archivo
“Las pruebas que me puso Dios no son fáciles. Dios me pasó por fuego, me limó y como un diamante me cortó, pero después me pasaron cosas increíbles y milagrosas estando en cuidados intensivos”, Maricruz Leiva, periodista.

– ¿Ya empezó a escribirlo?

– Para poder interponer la denuncia en el Colegio de Médicos y Cirujanos contra la doctora que me operó, tuve que escribir una parte de mi testimonio como prueba.

Lo escribí desde el momento en que conocí a la doctora hasta que llegué al hospital San Juan de Dios, solo de eso me salieron 17 páginas.

Ya tengo como un machote con ese adelanto, pero todavía me falta ponerme a escribir desde el momento en que ingresé a Cuidados Intensivos y todas las cosas que tengo, lo que pasó, mis encuentros con la muerte, mis conversaciones no contestadas con Dios, donde creo que me ha abandonado o tengo una crisis tremenda de fe. Todo eso lo quiero contar en mi libro. Voy a ir escribiendo poco a poco.

– ¿Ha pensado en algún título?

– No, todavía no. Pero tiene que se un título donde yo le enseñe que uno puede pasar cosas terribles, pero que si uno tiene fe, Dios es más grande que las cosas terribles. Es más, creo que por ahí iría el título: Dios es más grande que las cosas terribles.

La periodista estuvo tres meses internada en la Unidad de Quemados del hospital San Juan de Dios a finales del 2018. Facebook
La periodista estuvo tres meses internada en la Unidad de Quemados del hospital San Juan de Dios a finales del 2018. Facebook

– ¿Y por qué quiere seguir contando esta dura historia y no cerrar ese capítulo de su vida?

– Porque cada vez que hablo de lo que me ha pasado me escriben decenas de personas diciéndome que estaban en una crisis y viendo mi testimonio se dieron cuenta que su problema no era tan grande como lo que yo pasé. Porque quiero que vean que yo sigo feliz con mi vida, que no estoy echada a morir, estoy sonriendo y tengo paz en mi corazón. Hay gente que ha pasado cosas menores y no ha podido salir adelante, espero que con mi testimonio algo cambie en ellos.

– ¿Cuándo piensa publicarlo?

– No lo he pensado, voy a continuar escribiendo aunque mi meta es terminarlo de aquí a fin de año, sería ideal que para setiembre ya tenga un boceto de mi libro y así ver si hay alguna editorial estaría interesada en publicarlo y si no ahí buscaré la forma de que le llegue a la gente.