Silvia Núñez.21 junio, 2019
Su nieto Gael, de 10 meses, está internado en el Hospital de Niños desde hace varios días. Tomada de Facebook
Su nieto Gael, de 10 meses, está internado en el Hospital de Niños desde hace varios días. Tomada de Facebook

El exjugador manudo Mauricio “Chunche” Montero recibió una de las mejores noticias de su vida y no tiene nada que ver con el fútbol.

El jueves anterior, los médicos le confirmaron que su nieto Gael, de tan solo 10 meses, fue sanado milagrosamente de un tumor que tenía en su cabecita.

En su cuenta de Facebook, el ídolo rojinegro contó que los médicos le realizaron un TAC al pequeño el jueves anterior, al ver que había tenido una gran mejoría en los últimos días. La tomografía reveló que ya no existía ningún tumor maligno, como lo diagnosticaron los médicos hace casi dos meses.

La gran noticia de este milagro de vida la recibió por medio de una llamada cuando iba conduciendo su carro y, según dijo, será uno de los momentos que quedarán guardados en su corazón para siempre.

“Esa llamada traía la respuesta por la cual oramos muchos días unidos en familia, mi nieto Gael milagrosamente fue declarado sano, no aparece ningún tumor en su cabecita, no hay explicación médica para un resultado de este tipo después que el diagnóstico de los doctores meses atrás decía que no había esperanza para él, pero para los que creemos en Dios sabíamos que Él tenía la última palabra”, escribió en su red social.

El Chunche agregó que estos últimos días han sido muy duros para toda su familia y que a su vez está muy agradecido por las muestras de cariño que han recibido hasta de personas que ni conocen.

“No tengo palabras para agradecer los mensajes que nos hacían llegar por todos los medios, cadenas de oración pidiendo por mi nieto, personas que uno nunca había visto se acercaban a dar una palabra de aliento y eso levantaba la fe de la familia. De todo corazón viviré siempre agradecido”.

El exdefensor rojinegro insistió que está convencido que este es un milagro de Dios y pidió a sus seguidores que no pierdan la fe en Él.

“Por favor les pido nunca pierdan la fe, Dios sigue vivo y más de 2000 años después continúa haciendo milagros”, escribió.

El menor ya ha sido operado en dos ocasiones y estaba recibiendo quimioterapia en el Hospital Nacional de Niños.