Rafael Ramos.28 junio

“Desde hace muchos años no me siento bien, siempre tengo mucha tristeza y mi abuela y mi mamá fueron depresivas, por lo que tomaron medicamentos y eso me asusta. Yo no lo quería aceptar, pero hay algo que me hace sentir sin ganas, siempre estoy como cansada y triste, salgo muy poco y me asusta mucho pensar que tenga una depresión”.

"Siempre tengo mucha tristeza, mi abuela y mi mamá también fueron personas depresivas, tomaron medicamentos y estas cosas me asustan", dice nuestra lectora. Archivo

1. Los procesos emocionales depresivos deben ser revisados por un profesional en salud mental y esto implica ayuda de la medicina y la psicología. Una vez que se logra precisar el diagnóstico se establece un plan de tratamiento que está orientado a que las personas no solo manejen la sintomatología depresiva, sino que puedan desarrollar herramientas para enfrentar su día a día desde una óptica más estable, positiva y constructiva.

2. Si se tienen antecedentes familiares de procesos depresivos es otra razón para tomar la decisión de buscar ayuda. Existen muchos mitos e ideas equivocadas respecto a la psicoterapia o la farmacoterapia, que normalmente están asociados a distorsiones en las que las personas hablan de adicción o que la medicación no va funcionar o que existe la posibilidad de crear dependencia, pero lo cierto es que hay que ponerse en manos de profesionales, para alejarse de todos estos mitos.

3. La depresión como proceso afecta la forma de pensar, sentir y actuar de la persona, impacta el desempeño social, afectivo, personal y laboral, y posterga el tratamiento porque solo complica el cuadro.

4. No lo piense más, si siente cansancio, retraimiento, fatiga, irritabilidad, cambios emocionales, una fuerte tendencia a la desmotivación y apatía, es el momento de asumir la realidad y permitirse reconocer que hay algo y que debe enfrentar. Decida actuar porque si se deja ayudar se dará cuenta que los beneficios los va a percibir muy pronto.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr