Farándula

“Me di cuenta que él seguía hablando y viendo a su ex”

Rafael Ramos, sicólogo

“Me siento profundamente confundida. Estuve saliendo con un muchacho a quien dejó la novia porque él le dio vuelta. Desde el inicio de nuestra relación fue muy controlador y celoso, no me daba espacio, pero luego me di cuenta que él seguía hablando y viendo a su ex. Él a mí me controlaba, pero de un momento a otro no volvió y me di cuenta que está con la ex, pero igual me escribe a mí. Entonces no sé si terminar esto o esperar que él aclare las cosas con su expareja y vuelva conmigo”.

1. Como siempre digo, la decisión de esperar o no es algo muy personal, pero estas decisiones no pueden estar basadas solo en emociones, es decir, no se pueden medir por pensar: “es que me gusta mucho”, “es que lo extraño”, “es que sin él la vida tiene un color más opaco”. Pensar en la posibilidad de una relación tiene que pasar por la convicción individual, para poder comprometerse en el proyecto de pareja al 100%. Le pregunto: ¿le parece que esta persona tiene claridad, convicción y compromiso al 100%?

2. Ahora, él no está con su ex, me parece que ahora la ex es usted. Él estableció nuevamente una relación de pareja con la persona con la que previamente había estado, hizo una elección y si mantiene una línea de comunicación con la otra persona, pero genera encuentros con usted, le pregunto: ¿esta es la posición que usted realmente quiere tener?, ¿le parece que esto tiene un buen fundamento?

3. A veces las personas se pelean con el amor y esta es la razón por la que uno de mis libros se llama “Al diablo con el amor”. La gente manda el amor al diablo, se enoja con la vida, con el universo, pero hacen elecciones sin contemplar la realidad, basados únicamente en emociones que no se sostienen en los hechos.

4. Hay momentos para darse cuenta que si una elección no toma en cuenta la realidad, un día vamos abrir los ojos y nos daremos cuenta que hemos hecho una elección que nos causa dolor. Estas cosas no nos toman por sorpresa y siempre les recomiendo que si la realidad no alcanza para tomar una decisión y hacer un buen análisis, hay que buscar terapia.