Rafael Ramos.3 septiembre

“Me enamoré de una persona que no puede estar conmigo porque tiene a alguien más. Yo no le puedo hacer esto a nadie, ni me gustaría que me lo hicieran a mí, pero es un sentimiento muy fuerte. Me alejé porque no era conveniente, pero me ha costado mucho. Paso muchas horas triste, esa persona me mueve todo y ahora llegué al punto de que no le contesto llamadas ni mensajes, aunque él insiste. Creo que es el momento de hacerme a un lado”.

Si la relación no tiene rumbo, lo mejor es tomar decisiones firmes. ShutterStock,
Si la relación no tiene rumbo, lo mejor es tomar decisiones firmes. ShutterStock,

1. Creo que cuando uno tiene claro qué quiere y cómo lo quiere hace una evaluación y toma decisiones que le permiten trazar límites. Esto a veces nos obliga a renunciar a cosas que nos gustan o a personas que nos mueven todo pero están fuera de un marco de realidad.

2. Ahora, el hecho de tomar una decisión correcta no significa que se borren los sentimientos que se construyeron a través de la interacción con alguien. Tampoco quiere decir que tengamos que estar ahí, atrapados en una emoción, simplemente porque es bonita cuando en realidad no es posible estar juntos.

3. Este es un momento para reconocer el valor que usted tiene, darse cuenta que en la vida uno puede querer mucho a alguien, pero quizá haya situaciones que por más lindas que sean tarde o temprano van a crear una complicación porque no es compatible con el objetivo final, que es construir una relación sana.

4. Creo que usted tomó la decisión conveniente. Cuando uno va para el norte y el otro va para el sur, crear puntos de encuentro es complicado. Ustedes deciden hasta dónde llevan su comunicación, pero si no es viable ser una pareja y los sentimientos son fuertes seguirse contactando simplemente va a extender el proceso de dolor y esto hace que las posibilidades de salir lastimados sean mayores.

Rafael Ramos, psicólogo.
Rafael Ramos, psicólogo.