Rafael Ramos.26 noviembre, 2019

“Por años luche por mi matrimonio hasta que ya no pude más. Él siempre estuvo con otra persona y yo lo sabía, me acostumbré a esto y aún así no me importó, porque luché. No obstante, un día le dije que ya no podía vivir así y simplemente tomó sus cosas y se fue a vivir con la otra persona. Me mandó el divorcio y lo firmamos. Me parece injusto que después de tanto sacrificio él simplemente se fuera”.

"Me parece injusto que después de tanto sacrificio él simplemente se fuera”, dice nuestra lectora.

1. La base de su relación tiene vacíos importantísimos. Ambos eran conscientes de que había una historia paralela, por lo que el resultado simplemente no podía ser diferente. Hay que tener un enfoque realista y objetivo de lo que significa ser pareja, esto es un tema de dos, no de tres.

2. Cuando se asocia el amor con la palabra sacrificio se tiene un concepto equivocado de este. El amor no se fundamenta sobre la convicción individual de escoger a una persona para construir un proyecto de vida. Es decir, la otra persona tiene que querer lo mismo para que ambos trabajen en la construcción de un proceso sano.

3. Cuando la otra persona está en otra frecuencia y su motivación está en otra persona, este concepto de lucha, sacrificio y entrega desproporcionada no cabe. Hacer una lectura cargada de dolor sobre su proceso de divorcio es normal en una primera etapa, pero no se puede quedar ahí. Hay que reinterpretar la historia, entender los hechos, darse cuenta que esta es una oportunidad para recomenzar su vida.

4. Si se queda solo con esta lectura puede ser que se estanque en una visión dolorosa y negativa de la vida. Es importante que se abra a comprender a fondo qué fue lo que sucedió y cómo sucedió, mucho de esto tiene que ver con su modelo afectivo, su concepto de amor y de pareja, quizá con su autoestima. Una separación no tiene que significar el fin de la vida, todo lo contrario, puede significar una hermosa oportunidad de crecimiento.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr